Redacción Canal Abierto | Esta mañana falleció Virginia Viravica, enfermera del Hospital Durand, la tercera trabajadora de salud de la institución pública porteña en perder la vida a causa del Covid-19.

“Tenía 61 años, pero no se tomó licencia porque el sueldo no le alcanzaba: nuestros salarios se complementan con unas malditas horas extra -a las que llaman módulos- por las que nos pagan 70 pesos la hora. Ella necesitaba ese dinero y puso en riesgo su vida por esos 70 pesos”, lamenta Héctor Ortiz, delegado general de ATE en el Hospital Durand, y agrega: “nuestros compañeros siguen entregando su vida en condiciones lamentables, estamos muy tristes”.


El Durand cuenta con 1.800 trabajadores, de los cuales 300 se contagiaron de covid-19 y otras 300 están con licencia por enfermedad o por ser grupo de riesgo. “Era una muerte evitable si su sueldo hubiera sido suficiente y no hubiera tenido que hacer horas extra para sobrevivir. Los insumos no siempre son buenos, a veces hay demasiados pacientes por cada profesional”, cuenta el representante gremial en diálogo con Canal Abierto.

Según fuentes oficiales, en este momento hay otros 4 trabajadores del Hospital Durand internados y con oxígeno, aunque todos controlados. “En Casa Cuna -cuenta Ortiz, sobre el otro centro de salud donde trabaja- tenemos un compañero que sí está muy grave, hace 20 días con respirador y un sombrío pronóstico”.

También te puede interesar: El Hospital Durand, al borde del colapso

Sobre la situación que hoy atraviesa el Durand, Ortiz detalla: “acá estamos al 90% de ocupación, es decir, a cama caliente: cuando se libera un lugar ya hay otra persona esperando para ocuparlo. Las salas están llenas y la situación está muy comprometida. No se por qué el Gobierno de la Ciudad sale a decir que estamos bien”.

El hospital ubicado en el corazón de la Ciudad de Buenos Aires es uno de los mas golpeados por el coronavirus, pero no es el único. A sus puertas, la semana pasada se realizó un reconocimiento a los 60 trabajadores de la salud fallecidos y los cerca de 17 mil contagiados a nivel nacional desde que comenzó la pandemia.

Ante la consulta en relación a cuál es la visión de los trabajadores sobre la movilización anti cuarentena del pasado 17 de octubre, Ortiz afirma: “a la impotencia por las muertes de nuestros compañeros, se suma la bronca por las irresponsables actitudes de una parte de la población que sale a agolparse y provocar más contagios. Ni hablar de los sectores de la dirigencia política que incentivan esas acciones. Esperemos que en 15 días esto no resulte en un aumento exponencial de los casos y mayor saturación del sistema. Me parece vergonzoso que una ex ministra y otros ex funcionarios vayan y se vanaglorien de tamaño acto de inconsciencia e irresponsabilidad”.

También te puede interesar: Enfermería: Con aplausos no alcanza

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas