Canal Abierto Radio | Las horas posteriores al momento en el que el Ejecutivo Nacional presentó el proyecto para la Interrupción Voluntaria del Embarazo, aparecieron pintadas en los alrededores del Congreso que señalaban “si hay aborto, hay guerra”. La escalada de violencia de los sectores “pro-vida” se pudo visualizar el pasado 28 de noviembre con diferentes expresiones y escraches en todo el país.

Ya veníamos viendo, un poco atónitas, bastante preocupadas, un conjunto de manifestaciones que se vienen dando en los últimos días”, expresó la coordinadora nacional de Mujeres de la Matria Latinoamericana, Silvia Ferreyra. La dirigente feminista remarcó la similitud de estas movilizaciones con las marchas anti-cuarentena porque “bajo banderas argentinas también aparece el relcamo en contra de la legalización del aborto”.

“Hay toda una consecución de manifestaciones que tienen otra connotación, que tiene que ver con el odio, la intolerancia”, agregó.

En Entre Rios, sectores anti-derechos escracharon el comercio de la familia de Carolina Gaillard, diputada del Frente de Todos, quien además es presidenta de la Comisión de Legislación Penal del Congreso que trata el proyecto. También en CABA, vandalizaron un mural de la CTA-A Capital que se pintó el 25 de noviembre en el marco de las acciones contra la violencia hacia las mujeres.

Los mismos sectores pintaron el frente de la casa de Malvina Gareca, coordinadora de MuMaLá y presidenta de Libres del Sur en Salta.

“También es importante destacar en el día de ayer esta imagen de un Falcon verde con la pintada en celeste de ´salvemos la dos vidas´, de que algo que tenga como contenido la palabra vida se pueda vincular con ese tipo de manifestación, de símbolos que significan lo más nefasto de nuestra historia”, expresó Ferreyra.

Para la referenta de Mumalá, estas manifestaciones “tienen una direccionalidad clara en referencia política. No solamente se da en nuestro país, se da con el avance consolidado de la derecha en la región: lo vemos con (Jair) Bolsonaro en Brasil, con el golpe de Estado en Bolivia, con un montón de manifestaciones de las fuerzas represivas de seguridad en Chile”. Y subrayó que estos discursos son “producto de una búsqueda por parte de estos sectores más conservadores de ganar presencia en la sociedad”.

 

“Nos llevan a un escenario que excede el debate sobre el aborto, que tiene que ver con cómo se van instalando y legitimando en la sociedad manifestaciones antidemocráticas que mellan lógicamente la posibilidad de cualquier tipo de debate. La naturalización de dejar circular este tipo de expresiones o esta metodología en alguna medida tratan de enmarcarla en una legitimación”, alertó.

Desde MuMaLá reclaman el repudio de todos los sectores políticos, sin importar si están a favor o en contra del proyecto de IVE, “porque va más allá del aborto, tiene que ver con cómo se consolida nuestra democracia”.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado