Redacción Canal Abierto | La semana pasada, el Juzgado de Familia 5 le advirtió al gobierno de Neuquén que deberá brindar información sobre la base instalada en cercanías al aeropuerto Presidente Perón, en el camino a Vaca Muerta.

La decisión llegó a raíz del amparo presentado por la Multisectorial “No a la Base Yanqui en Neuquén”, que consistía en el pedido de documentación que acredite, entre otras cosas, cómo es el contrato firmado entre el Gobierno de Neuquén y el Estado norteamericano y resaltaron que el proyecto acordado por la autoridad “está camuflado de ayuda humanitaria”.

Te puede interesar: Neuquén: crece la lucha contra la base militar yanqui

Marcela Escobar, de la Asamblea Socioambiental de Centenario y Vista Alegre, informó que la organización a la que pertenece no adhirió a las movilizaciones de la multisectorial porque consideraron que no había información suficiente como para generar una cuestión mediática o una alerta social.

“Desde la Asamblea fuimos los primeros en poner en alerta sobre esto nuevamente porque pasando por el predio vimos que estaban descargando materiales atrás y que se estaban haciendo las bases para la construcción de las oficinas. Lo que habría que aclarar es que ahí podrían llegar a pasar dos cosas: una es la base de contingencia y ayuda humanitaria con la donación del dinero del Comando Sur, y otra es un proyecto de provincia de construir una sede de Defensa Civil para el organismo de la provincia que actualmente se encuentra en el centro capital, no en el parque industrial como está ésta base. Son oficinas que ellos alquilan donde no hay lugar como para acopiar materiales en caso de que haya alguna catástrofe”, explicó Escobar.

Mientras, el gobierno de la Provincia respondió que en la página oficial de gobernación está la información y que se especifica qué es esa construcción.  Al respecto, la asambleísta dijo: “Yo particularmente la estuve buscando y no la encontré. Y ahí es donde empiezan las dudas porque antes podíamos reclamar sobre algo explícito, ahora no tenemos nada y me refiero a nada en ambos aspectos, en que la provincia no informa nada y que nosotros como centro de reclamos tampoco creo que tenemos nada como para salir a reclamar fuertemente”.

Y agregó: “No somos inocentes y sabemos para qué estaba destinado ese predio y que lo más probable es que hayan decidido avanzar a nuestras espaldas. Lo que nos genera dudas a la multisectorial y a nosotros hoy por hoy es de dónde sale el dinero para la compra de materiales y la construcción de esta base de Defensa Civil. ¿Es dinero del gobierno de la provincia? ¿Es dinero del gobierno nacional? ¿O es dinero donado por el Comando Sur como habían tenido la intención de hacerlo anteriormente? 

El estado de Vaca Muerta

Entre tanta incertidumbre provocada por esta construcción tan particular y amenazante en cierto punto, lo que sí es cierto son las catástrofes naturales que viene sufriendo la zona.

“Desde la Asamblea siempre dijimos que tenemos un suelo privilegiado, que nunca tuvo ninguna catástrofe natural, nunca se había incendiado ningún bosque, que nunca había tenido terremotos. Las erupciones volcánicas siempre habían sido mínimas, nunca sufrimos inundaciones. Todo eso nos empezó a pasar cuando empezó el fracking”, expresó Escobar.

Y con este conocimiento habían advertido al gobierno. “La experiencia a nivel internacional dice que si hacemos esto va a empezar a temblar la tierra, se va a empezar a secar el suelo, va a haber sequía, va a haber recalentamiento del suelo neuquino. Los volcanes los tenemos sobre la cordillera, pero obviamente que si nosotros generamos erosión en la superficie del suelo, el suelo nos va a responder de alguna manera. Hemos tenido desde el 2012 hasta ahora tres emergencias hídricas en la provincia en la mayor cuenca hídrica del sur del país en Alto Valle de Neuquén y Río Negro”, dijo.

Y agregó: “Este año tuvimos la tercera emergencia hídrica desde que se explotan hidrocarburos no convencionales en la provincia de Neuquén. Tenemos una hendidura en la provincia, donde hay una serie de parajes en la zona de Vaca Muerta, entre Añelo, Cutralcó y Rincón de los Sauces, que viven temblando. Empezamos a tener temblores, empezamos a tener sequías, empezamos a tener lluvias de 15 minutos que nos pasan por encima. Empezamos a tener una serie de contingencias que antes no teníamos, entonces ¿la gracia acá cuál es? ¿Es ir a desregularizar el clima neuquino con la explotación hidrocarburífera que ellos les llevan para después venir a ponernos ayuda?”.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico