Redacción Canal Abierto | La multisectorial de la confluencia neuquina “No a la base yanqui”, marchará esta tarde al desde el Monumento a San Martín, en Neuquén, para reafirmar su repudio a la instalación de una base militar norteamericana en cercanías a Vaca Muerta.

Desde la reactivación de esta construcción, más de 100 organizaciones políticas, sociales, de derechos humanos, ambientales, pueblos originarios, gremiales y vecinos autoconvocados, se unieron en la lucha para defender los recursos naturales de la zona y la soberanía nacional.

“La gente está con preocupación y no quiere a militares de otro país en las calles. El ejército de Estados Unidos entrego dos millones de dólares en nombre de la filantropía cuando sabemos que esa plata nos pertenece y se la llevan de los aportes de los neuquinos y de las regalías petroleras. Por esto queremos respuestas del gobierno porque además tenemos muchos problemas como nos pasa en el sector de salud en la provincia”, manifestó Marcela Escobar, vocera de la multisectorial.

Con este reclamo se dirigieron el martes a la gobernación de Neuquén para solicitar una audiencia con el titular, Omar Gutierrez. “El gobernador por momentos defiende nuestros recursos,  y por otros, lisa y llanamente, los entrega” señalo Escobar, ante la falta de respuestas.

Desde la organización también creyeron importante destacar que “la pretensión de militarizar la región patagónica viene precedida por toda una política impulsada por Macri y sus gobernadores, evidenciada también en la represión a los docentes de Chubut en huelga, en el desalojo de los obreros de MAM en Neuquén, en el envío de gendarmes contra los obreros de Río Turbio en Santa Cruz y, especialmente, en la persecución al pueblo Mapuche, que lucha por la recuperación y la defensa de su territorio ancestral contra la enajenación y el saqueo del mismo por parte de los Benetton y las empresas petroleras, mineras y forestales”.

Esta planificación represiva tuvo una nueva escalada con el envío de 400 gendarmes a la zona de Añelo y  Chubut. Ahora, con la llegada de militares yanquis para instruir al aparato represivo del Estado argentino por la llegada de “los popes del imperialismo mundial”, entre ellos Donald Trump, para la cumbre del G20, se incrementa el malestar de los patagónicos.

Mientras, hace una semana, el Gobierno instaló una base y un increíble despliegue militar en La Quiaca, que viola las leyes de Seguridad Interior y Defensa Nacional y rompe el pacto político-social desde el retorno a la democracia, todo bajo el pretexto de luchar contra el narcotráfico, la trata de personas y el terrorismo.

Por esto, y en reivindicación de la lucha del pueblo chaqueño en 2012 contra un proyecto similar al de Neuquén, la multisectorial convoca a todo el pueblo a marchar porque creen “fervientemente que la movilización popular puede derrotar estas tentativas”, manifestaron.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas