Redacción Canal Abierto | El Observatorio Mumalá realizó un relevamiento de violencia femicida en los últimos cinco años con el objetivo de visibilizar las dinámicas de las violencias extremas y  la precariedad de las políticas públicas.

El dossier sistematiza los datos obtenidos en femicidios, femicidios vinculados, trans – travesticidios, intentos de femicidios, muertes violentas en proceso de investigación, otras muertes violentas asociadas al género y suicidios femicidas. “Son datos, pero fundamentalmente son historias de vidas interrumpidas por la violencia machista, a donde el Estado llegó tarde o mal, o no llegó”, señalan las autoras.

En cinco años hubo 1343 femicidios, traducido en una muerte cada 33 horas en Argentina. De estos, el 86.5% son directos (1162 femicidios), el 11.3% son femicidios vinculados (65 de niñas/mujeres, 87 de niños/varones), y el 2.2% son trans/ travesticidios (29).

Además del desglose de cada caso, el trabajo del Observatorio registró  1.160 femicidas entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2021. La metodología más frecuente de femicidio fue el uso de armas blancas (30%); el 20% utilizó algún mecanismo para deshacerse del cadáver o encubrir el hecho; el 19% estaba denunciado por su víctima; el 9% pertenecía a las fuerzas de seguridad; y el 29% de los femicidios cometidos con armas de fuego se cometieron con armas reglamentarias.

De la cifra final 1.049 cometieron un femicidio; 56 fueron femicidas múltiples; 104 continúan prófugos; hubo 43 femicidios dobles; 9 femicidios triples; un cuádruple y 3 quíntuples en estos cinco años.

femicidios

“Resulta evidente la falta de políticas públicas integrales y articuladas para erradicar y prevenir la violencia femicida. Pese a los datos y a la demanda del creciente movimiento de mujeres y LGBTIQ+, los Estados y los gobiernos siguen teniendo deudas pendientes con nuestras vidas”, sostuvo Victoria Aguirre, vocera nacional de Mumalá.

Al mismo tiempo, añadió: “Lamentamos que la jerarquización de la temática materializada en la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación haya tenido impacto limitado, discrecional, sin la integralidad y urgencia que la situación amerita. También observamos y experimentamos con mucha preocupación el aumento de los índices de pobreza, inflación y desocupación, esto atenta contra las posibilidades de autonomía de las mujeres y disidencias fortaleciendo en muchas ocasiones la dependencia con sus agresores, obstaculizando advertir tempranamente las situaciones de violencia en las que están inmersas”.

Con respecto al acuerdo por la deuda con el Fondo Monetario Internacional, desde Mumalá señalaron: “Si escasean los recursos como consecuencia del ajuste, se recortan los dispositivos públicos de abordaje necesarios. Porque pretendemos inversión pública de calidad, decimos que la deuda es con nosotras y repudiamos el acuerdo con el FMI”. 

 

Foto: Sil Juárez Fernández

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico