Redacción Canal Abierto | Mientras se debate una modificación de la Ley de Alquileres, un informe analiza lo que cuesta alquilar en Buenos Aires, una ciudad donde el 35% de sus habitantes son inquilinos.

De acuerdo con un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), la mediana de los monoambientes —la unidad habitacional en general más pequeña—es de $ 38.000.

“En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los altos precios impiden a gran parte de la población alquilar siquiera un monoambiente medio, empujándola hacia zonas con infraestructura y servicios de menor calidad”, sostiene el estudio del CESO.

En efecto, al 35% de inquilinos se le suma otro dato triste: de los alrededor de 3 millones de habitantes porteños, el 11% vive en villas. Y es que el Salario Mínimo Vital y Móvil, que actualmente es de $33.000, cubre el 86,8% del alquiler de un monoambiente.

Por su parte, la mediana de las ofertas de departamentos de dos ambientes es de $ 45.000 y de los de tres ambientes $ 70.000, consigna el CESO. Y esos valores no incluyen expensas, las cuales alcanzan en promedio el 18% del costo de alquiler.

 

Alquileres e inflación

La escasez de viviendas en alquiler y la descontrolada suba de precios en los inmuebles son el eje de la preocupación de los inquilinos, que esperan la resolución del debate sobre la modificación de la actual Ley de Alquileres que se está llevando adelante por estos días.

Según el estudio, en los últimos doce meses el costo de alquilar un monoambiente en Capital Federal aumentó 58,3%. En los departamentos de dos ambientes la suba fue de 60,7% y de 75,0% en los de tres ambientes.

Con esa preocupación como eje, a mediados de este mes se reunió la Mesa de Alquileres conformada por la Secretaría de Comercio Interior, representantes del sector inmobiliario y de inquilinos para avanzar en modificaciones de la normativa que den solución a la problemática habitacional.

El secretario de Comercio, Roberto Feletti, propuso respetar el plazo mínimo de tres años de contrato y mantener los derechos conquistados por los inquilinos en la normativa actual, pero modificar el índice de actualización de alquileres y que la frecuencia de actualización sea semestral, en vez de anual.

En tanto, las entidades nucleadas en la Comunidad Federal Inquilina y No Propietaria plantean la necesidad urgente de la creación del Programa Nacional de Alquiler Social, indicado en el título III de la actual Ley de Alquileres.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico