Canal Abierto Radio | El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires prohibió el 12 de junio la utilización del lenguaje inclusivo en establecimientos educativos anticipando sanciones para quienes no acaten la resolución que según explicó la ministra de Educación, Soledad Acuña, “plantea que el docente en el ejercicio profesional de su carrera tiene que enseñar de acuerdo a las pautas acordadas en la Lengua Española”.

Cristina Montserrat Hendrickse, docente secundaria y abogada, en diálogo con Canal Abierto Radio, explicó su situación personal en tanto se negó pública y formalmente a aceptar la prohibición: “La primera notificación que tuve de la resolución fue el lunes 13 de este mes mediante un mail institucional de la directora del colegio al que respondí que era de cumplimiento imposible el empleo del idioma español para dar clases porque nosotros no utilizamos sus reglas; además de que invisibiliza las diversidades de las que me considero parte integrante como mujer trans y no iba a censurar y autocensurarme; por lo que no iba a obedecer y que se lo hiciera saber a la señora ministra. Se elevó el mail pero el Gobierno aún no dio respuesta”.

La legislación fue criticada por los movimientos feministas y transfeministas, sobre todo teniendo en cuenta que fue dictada en el mes del Orgullo LGBTTIQ+. “Hay un avance regresivo de la derecha y el Gobierno porteño se alinea en esa dirección”, aseguró Hendrickse al respecto.

Las nuevas generaciones no tienen los prejuicios ni los estereotipos discriminatorios que tuvo mi generación. Son mucho más abiertas y comprensivas en cuanto a que la diversidad es parte de la naturaleza humana”, sostuvo la docente dando a conocer que en la institución donde ejerce hay “casos de chicos y chicas trans con problemas en la familia porque alguno de sus progenitores no les aceptan, no pueden tramitar la rectificación del nombre de pila y de sexo en la partida de nacimiento y en el DNI por lo que están preocupados porque a fin de año se reciben y ¿cómo va a salir el diploma? Están angustiados y son sus compañeres, docentes, directivos quienes les contenemos y esta resolución en el único ámbito de su vida donde están contenidos cae como un balde de agua fría”, manifestó.

“Es un detonador muy peligroso el que está usando la ministra para satisfacer el avance de la derecha”, afirmó Hendrickse y señaló: “Después nos acusan a les docentes de usar a los chicos para hacer ideología cuando ellos están haciendo una especulación electoral”.

El lenguaje inclusivo “es una propuesta que nace de la juventud y el feminismo que estará vigente o no en la medida en que se incorpore o no al uso habitual en las nuevas generaciones. En cuanto a las generaciones de mayor edad nos cuesta más usarlo fluidamente, yo por ejemplo lo uso sobre todo en el saludo y eventualmente en algunas palabras durante la clase pero hay alumnos, alumnas y alumnes que lo utilizan cada vez más”, remarcó.

Y finalizó haciendo referencia a las políticas del PRO en Capital Federal y del avance de la derecha autoproclamada como liberal: “Son oscurantistas más que liberales. Si fuesen liberales no prohibirían, dejarían la libertad de que cada une se exprese como quiera pero ellos proponen el oscurantismo porque proponen volver a la inquisición”.

 

Escuchá la nota completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico