Redacción canal Abierto | Estudios realizados sobre el agua corriente en las dependencias judiciales de Azul (provincia de Buenos Aires) determinaron que no es potable para el consumo humano. Las pericias se hacen de rutina en los establecimientos judiciales sobre la red de agua que es la misma que consume el resto de la población. Además de Azul, afecta a Olavarría, Benito Juárez y General Alvear.

Estreno

Nuestros temas