Redacción Canal Abierto | Este jueves se realizó una conferencia de prensa para reclamar la reincorporación de Jorge Castro, secretario general del sindicato UETTel (Unión de Empleados y Técnicos de las Telecomunicaciones), y secretario gremial de la CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires, despedido de la empresa Chick SA, que presta servicios tercerizados para la compañía Telefónica de Argentina.

Luego de varios años de reclamos, la multinacional aceptó pasar a su planta permanente a todo el personal de la contratista, menos a Castro, que encabezó las luchas contra la precarización de los trabajadores telefónicos.

La conferencia se realizó en la sede de la CTA-Autónoma de la calle Perón

Por la mañana se presentó una carta que la Confederación Sindical Internacional (CSI) y la Confederación Sindical de Trabajadores de la Américas (CSA) enviaron al presidente Mauricio Macri, en la que “manifiestan su más enérgico repudio ante este arbitrario despido” y exhortan a que el gobierno “utilice todos los mecanismos necesarios para que el dirigente sea reintegrado a su puesto y se aseguren las garantías constitucionales para el ejercicio de sus derechos sindicales”.

Daniel Jorajuría, secretario gremial de la CTA Autónoma, expresó que Telefónica “se ha caracterizado por explotar a los trabajadores a través de las tercerizaciones, y Jorge Castro ha llevado adelante la organización para enfrentar esa condición de precariedad, lo que ha hecho que Telefónica tome esta medida en represalia tratando de descabezar al sindicato”.

Por su parte, Castro recordó que lo intentaron “destruir” con patotas, aprietes y amenazas de muerte. “Este es mi tercer despido, pero seguimos de pie”, dijo. Además, relató cómo fue  notificado del despido: “Hace 15 días la empresa me informó que iban a ser pasados a planta todos los compañeros de le empresa CHICK. En primer lugar celebramos porque ese es un triunfo de nuestra organización, pero lo más amargo es que en la notificación el único que no pasaba a planta era el secretario general”.

El texto enviado al primer mandatario, firmado por Sharan Burrow (CSI) y Víctor Báez (CSA), respectivos secretarios generales de las centrales internacionales, no duda en calificar el caso como de “discriminación y persecución anti sindical y un atentado contra la libertad sindical y la institucionalidad democrática”.

Durante la conferencia se anunció el inicio de una campaña de acciones gremiales, públicas, judiciales y de solidaridad internacional, en la que se presentará la denuncia en la sede local de la Organización Internacional del Trabajo, el próximo 29 de agosto.

Encabezaron el encuentro, junto a Castro y Jorajuría, el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado y miembro de la Comisión Ejecutiva Nacional de CTA Autónoma, Hugo Godoy, y el secretario general de ATE y la CTA Autónoma bonaerenses, Oscar de Isasi.

Artículos recientes