Redacción Canal Abierto | Este miércoles 13 de septiembre la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a un proyecto para modificar la ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres. El objetivo es el de incorporar las expresiones con connotación sexual o contra la integridad, lo que se define como acoso callejero.

El pasado 20 de marzo, alrededor de las 3 de la tarde, Lucía Cabrera caminaba hacia su trabajo por la Avenida Federico Lacroze, en el barrio de colegiales. “De pronto me di cuenta que un taxista me estaba siguiendo, me pedía mi teléfono y me hacía gestos para que le pase mi número. Al principio traté de ignorarlo, pero pasaban las cuadras y me seguía con el auto”, relata Lucía Cabrera, y agrega: “En ese momento estaba asustada hasta que en un momento me cansé, encontré un policía en la vereda y le pedí ayuda”.

Si bien reconoce que la policía – tanto el oficial que la auxilió en el momento y luego en la Comisaría 37º –  tuvo buena predisposición desde el primer momento, la joven de 25 años asegura que se encontró con un total desconocimiento por parte de los efectivos de la Ley 5742 (CABA), única legislación en el país en materia de Prevención y sanción del acoso sexual en espacios públicos.

Según un estudio de la Defensoría del Pueblo bonaerense entre 300 mujeres de cuatro municipios de la provincia, ocho de cada 10 mujeres sufrieron algún tipo de acoso callejero. Otra encuesta realizada recientemente por Mumala, muestra un escenario aún mas crítico: todas las mujeres consultadas aseguran haber sufrido algún tipo hostigamiento.

En esta entrevista con Canal Abierto, Cabrera también analiza la normativa vigente y los alcances que podría tener el proyecto aprobado en Diputados y que todavía debe pasar por el Senado de la Nación. Además, la militante de género destaca la importancia de realizar la denuncia en casos de acoso callejero: “Aporta a la visibilización de una problemática que culturalmente está naturalizada”.

En relación hasta dónde una interpelación en la calle puede ser acoso o no, Cabrera opina: “El límite lo marca el consentimiento de la otra persona”.

El proyecto de Ley

Con la sanción del proyecto serán penadas las ofensas contra las mujeres que tengan lugar “en espacios públicos o de acceso público, transportes y centros comerciales”, que impliquen conductas o expresiones “verbales o no verbales, con connotación sexual, que generen un ambiente hostil o bien afecten o dañen su dignidad, integridad, libertad, libre circulación o permanencia”.

De aprobarse, la norma modificaría también el artículo 9° de la ley 26.485, lo que obligaría a instaurar una línea telefónica gratuita destinada a dar contención e información, además de brindar asesoramiento y asistencia en materia de prevención de la violencia contra las mujeres víctimas de acoso callejero.

Entrevista Completa:

Nuestros temas