Redacción Canal Abierto | El juez federal de Esquel Guido Otranto, que investigaba la desaparición forzada de Santiago Maldonado, fue separado de esa causa tras la recusación de los familiares, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Comisión Provincial por la Memoria (CPM). La medida fue adoptada por la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, en cuyo alegato teme la parcialidad del magistrado.

“No existen elementos que nos permitan abrigar ninguna duda acerca de la honestidad intelectual y apego al cumplimiento de sus funciones del juez Otranto, más dicha circunstancia no resultan óbice para resolver del modo que lo hacemos”, resolvieron Javier Leal de Ibarra, Aldo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman.

El domingo pasado, el diario La Nación publicó una entrevista al juez Otranto, en que el magistrado afirmó que la hipótesis “más razonable” que maneja es que Maldonado murió ahogado el 1 de agosto pasado durante el desalojo de Gendarmería de la protesta de la comunidad mapuche en la ruta 40.

También relativizó la posibilidad de que el joven haya sido herido y remarcó que hubo inconsistencias en las declaraciones de los mapuches. “No le encuentro consistencia a la versión de que fue capturado por la Gendarmería”, agregó.

Otranto, además, se quejó de los abogados del CELS, parte querellante en la causa. “Lo único que tienen son críticas a la investigación, pero aportes de testigos, ninguno. Un habeas corpus no es un proceso contencioso: deberíamos estar todos interesados en descubrir qué pasó”, apuntó.

En un comunicado, el CELS había anticipado la presentación que realizó ayer ante la Cámara Federal de Apelaciones. Dijo que las respuestas vertidas por el juez de Esquel al diario afectaron “la garantía constitucional de imparcialidad y suponen el adelantamiento de opinión respecto de los hechos investigados y la enemistad manifiesta hacia la parte querellante”.

De esta manera, la causa quedará en manos del juez federal de Rawson, Guillermo Lleral. Otranto, por otra parte, seguirá al frente del hábeas corpus a favor de Santiago Maldonado, aunque los organismos de derechos humanos y la familia intentarán también apartarlo de esa investigación.

Nuestros temas