Redacción Canal Abierto | Trabajadoras que forman parte del Equipo Interdisciplinario del Programa de Protección contra la Violencia Familiar denuncian el vaciamiento de la institución que dirige Eva Giberti.

Entre los puntos que resaltan se encuentran la falta de nombramientos de personal profesional, sobrecargando las tareas en los trabajadores en actividad.

Descargar

A modo gráfico, los trabajadores denuncian que los casos a tratar se incrementaron un 55%, mientras que el equipo para atenderlos se redujo en un 50%.

Como medida de fuerza, decidieron esta semana no recibir expedientes, intentando así llamar la atención de las autoridades. Sin embargo, desde el gobierno parecen no haber acusado recibo

Descargar

Otro de los puntos que remarcan es la sobrecarga horaria. De 30 horas semanales se subió a 35, de manera de poder compensar la atención al público. Los trabajadores remarcan que se trata de un trabajo con fuerte carga psicológica, ya que consiste en trabajar con víctimas de distintos tipos de violencias familiares. La solución, aducen, no pasa por incrementar la carga horaria, sino la planta profesional.

Descargar

 

promoción

Nuestros temas