Redacción Canal Abierto | La resolución Nº 2/2018 de la Secretaria de Seguridad Social publicada hoy en el boletín Oficial oficializó un aumento de 5,71 por ciento para las jubilaciones y pensiones a partir de marzo.

De esta manera el haber mínimo -que cobra más de la mitad de los 6 millones de jubilados- pasará de 7246 a 7660 pesos, lo que representa un magro incremento de alrededor de 410 pesos. La nueva fórmula trimestral está formada en un 70% por la evolución de la inflación y un 30% por la suba de salarios formales (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables, RIPTE).

Si se hubiese mantenido la movilidad anterior, este ajuste hubiera sido de alrededor del 14 por ciento para el periodo marzo-agosto de 2018 por la movilidad del segundo semestre de 2017. La diferencia entre el 5,7 y 14 por ciento es de aproximadamente $900.

Tal como advirtieron en su momento la mayoría de los especialistas en materia de previsión, el reajuste perjudicará el bolsillo de 17 millones de personas, entre ellos trabajadores activos, jubilados y quienes cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH).

De este modo, el Ejecutivo se ahorra una masa de 100.000 millones de pesos claves en la negociación con los gobernadores por el pacto fiscal y la reducción en las contribuciones patronales que plantea la reforma laboral en detrimento de las arcas del ANSES.

en octubre

Nuestros temas