Redacción Canal Abierto | El pasado lunes, se produjo la muerte de un joven en el centro cerrado Virrey del Pino por causas que hasta aún se desconocen. Según trascendió, habrían juntado a adolescentes de diferentes pabellones, lo que derivó en una pelea y la muerte de uno de ellos.

El Instituto, ubicado en el partido de La Matanza, ha tenido numerosas denuncias: “estuvo cuestionado durante muchísimo tiempo por los defensores y por todos los operadores del sistema de justicia porque ha habido muchos jóvenes lesionados, chicos fallecidos, suicidios, golpes”, declaró Ricardo Berenguer, miembro del foro por la niñez, a Canal Abierto.

Asimismo, este centro cerrado durante la gestión de Daniel Scioli como gobernador cedió la mitad de la institución al Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), se creó un paredón que divide la institución. De un lado se alojan jóvenes y del otro detenidos adultos que vienen de comisarías. Esto llevó a que prácticas asociadas a la cárcel, como el lenguaje “tumbero” y la militarización, característica del SPB se instalaran allí.

Trabajadores de ATE también denunciaron el estado crítico de este centro de detención:“sobrepoblación, hacinamiento, violencia sistemática, aislamiento, condiciones de detención, encierro y edilicias deplorables, falta de recursos materiales y de personal” detallaron en un comunicado.

Foto: Diario Hoy

en octubre

Nuestros temas