Redacción Canal Abierto | En los últimos días salió a la luz la letra chica del acuerdo alcanzado entre la dirigencia del gremio que conduce Armando Cavalieri, el ministro Triaca y los directivos de la cadena Carrefour.

“Es un arreglo nefasto que nos deja a voluntad y merced de la empresa”, opinó en una entrevista radial Mario Amado, delegado gremial en Carrefour y subsecretario de Asuntos Internacionales de la a Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), organización que agrupa a sindicatos de la rama y tiene como gremio fuerte al SEC.

La semana pasada Carrefour había realizado un anunciado inesperado sobre la presentación de un Procedimiento Preventivo de Crisis. Según la empresa, el trámite iniciado ante la cartera laboral tenía como objetivo “encontrar soluciones para garantizar la sustentabilidad de sus operaciones”.

Cabe aclarar que existen antecedentes recientes de este artilugio legal como herramienta de ajuste patronal. Por ejemplo, el del Ingenio San Isdiro, donde a fines del año pasado el grupo empresario lanzó el procedimiento para encarar despidos masivos con tan sólo un 50% de indemnización.

En esta oportunidad Triaca fue mas que generoso con los CEOs de Carrefour. No sólo convalidó el Procedimiento Preventivo de Crisis, sino también 1000 “retiros voluntarios”, la posibilidad de cierre de locales con sólo la necesidad de dar un aviso 30 días antes al Ministerio y la reducción del 50% en las contribuciones patronales.

“En esa mesa de negociación hubo una sola parte, y no fue en defensa de los trabajadores. El Presidente de Carrefour consiguió el acuerdo para la empresa que nunca hubiese soñado”, señaló Amado, dirigente que integra un sector crítico del oficialismo al interior del gremio que encabeza el eterno Armando Cavalieri.

“El Gobierno no puede darle priviliegios a esta empresa, ni los argentinos tenemos por qué pagar los desmanejos de un grupo empresario”, aseguró Amado, quien advirtió: “hay que ver cómo repercute en otras cadenas ya que de ahora en adelante otra patronal que no pida el mismo beneficio va a ser un tonto”.

En 2012 la cadena de hipermercados francesa había absorbido al grupo `Equi´ y sus 1400 trabajadores. Desde entonces Carrefour lanzó un proceso de expansión con la apertura de 350 sucursales de pequeños `Carrefour Express´ en todo el país. “Resulta que hoy emplea a 2500 personas menos que por aquel entonces”, explicó Amado.

“Hace años venimos hablando de las situaciones de flexibilización laboral muy graves, producto de un abuso patronal del convenio colectivo”, denunció el delegado, y agregó: “Por ejemplo, a un repositor lo hacen realizar varias tareas, algo que en la letra el convenio permitiría. Pero la realidad es que estamos hablando de un convenio colectivo del año 1975, tan antiguo que explicita cuál es el procedimiento ante la convocatoria al servicio militar obligatorio. No vamos a culpar a los empresarios porque se aprovechan de lo que como sindicato le dejamos servido, hay que hacer un mea culpa”.

Armando Oriente Cavalieri, conocido por amigos y enemigos como “el Gitano”, lleva 32 años al frente del gremio más grande del país en cuanto a cantidad de afiliados. Es considerado uno de los sindicalistas “dialoguistas”, un eufemismo que esconde la postura acomodaticia para con los oficialismos de turno. El mandamás del SEC también cuenta con numerosas denuncias y causas en la justicia, entre ellas una por supuestas maniobras fraudulentas por más de 50 millones de pesos en la obra social Osecac.

Lanzamiento

Nuestros temas