En El Desconcierto, Quique Pesoa dialogó con el agrónomo especializado en ecología Esteban Joggagy, parte del equipo que asistió al surgimiento del denominado Río Nuevo, en el departamento de Pedernera, en San Luis.
“La relación que tenemos con el territorio es cada vez más mediada por los diarios, por la radio o la tele. Es muy poca la gente hoy en nuestra sociedad que tiene un contacto directo con los propios sentidos con el territorio. Y esto fue después de tanto tiempo que pasó con el río nuevo creo que esto es central, es una lección que estamos aprendiendo a final del proceso y es que fue fundamental que hubiera gente viviendo en el territorio para que las señales tempranas de los ríos nuevos fueran detectadas. De no existir esos pobladores nos hubiéramos enterado recién en 2005 de lo que estaba pasando. Gracias a la gente residente en el campo empezamos a ver las etapas de este proceso con más atención.Hay algunos de los productores que ya no viven que son los primeros que tocaron las puertas del INTA para avisar algo raro que nunca habían visto estaba pasando. En mi trabajo esa gente que tiene contacto directo con el territorio y observa mucho ha sido fundamental. Me ayudaron muchísimo a entender que pasaba.”
“Es un paisaje en donde aterrizó polvo como en casi todas las llanura en este caso hace 10000 años. Por 10000 años no se abren ríos y pasa justo ahora es bastante difícil de contestar porque es cierto que hubo años lluviosos, pero en estos 10000 años hubo otros períodos lluviosos. Pero lo que es totalmente nuevo en el paisaje es la agricultura, entró por ahí. Cuando nos vamos a un lote que tiene bosque y examinamos el suelo en mucha profundidad, bajamos normalmente hasta los 8 ó 10 metros y encontramos que está completamente seco. Además, todas las sales que había adheridas, esas partículas de polvo que se fueron acumulando después en esos 10000 años están todas ahí. Esa es una cuenta que podemos hacer muy bien. Ese suelo no sólo está seco, sino que nunca fue lavado. Cuando nos cruzamos al lado a un lote con agricultura, ese perfil está todo mojado Y tenemos una muy buena indicación de que está entrando agua y alimentando agua subterránea. Entonces, por distintos ángulos tenemos buena evidencia que la agricultura genera algo que nunca ocurriría en paisajes semiáridos como estos, que es que se escape algo de agua por el fondo de la maceta y se vaya llenando el plato de abajo, que es el agua freáticas, las napas.”
“Esas napas no son un vacío o un hueco. Es suelo cuyos poros están llenas de agua. Pero sucede algo, estamos en una llanura que es muy inestable. Ese polvo que voló hace 10000 años atrás, en este caso es bastante nuevo en tiempos geológicos es un material muy inestable con la propia carga del agua y ni hablar si las napas empiezan a moverse horizontalmente eso puede colapsar. A veces los colapsos ocurre después que se forman esos túneles, eso es temporario, no dura mucho. Pero aún cuando no se formen cavidades, si el sedimento está húmedo sucede algo que cualquiera que jugó en la playa lo sabe. Cuando uno empieza a cavar la arena húmeda en la plata, llegás a un punto en que la arena deja de comportarse como sólido y parece un líquido, como un flan. Ese estado alcanza el suelo en profundidad y en ese momento el terreno colapsa. Por eso este es un proceso de erosión muy extraño que empieza de abajo para arriba y no de arriba para abajo como la mayoría.”
“La información más precisa que tenemos lo que nos muestra es que sin agricultura esto no pasaba. Obviamente los científicos siempre tenemos un cono de incertidumbre hasta que aparece una evidencia que muestra que uno estaba equivocado. Peor hasta lo que sabemos hoy esto sin agricultura no pasaba”
“Los científicos creemos más nuestras ideas que los datos y no tenemos la humildad de plantear que esa respuesta es provisoria. Pero eso no quita que no sira para ir actuando”
“A la gente en todo el mundo le llama la atención esto. No hay muchos casos así. Te diría que no hay ninguno que se haya producido tan rápido. Entonces esto abre los ojos a gente en todo el mundo. En China, que hay llanuras muy parecidas a las nuestras, pueden ver que esto puede pasar. Ese es el lado del conocimiento general, nos hace revisar las teorías que tenemos. Localmente el trabajo que hicimos sirvió para dos cosas: la sociedad empezó a entender lo que pasaba, lo que llevó también a que si esto se pretendía explicar con las formas típicas de inundación y erosión las obras que se iban a hacer eran equivocadas. Su origen en un proceso subterráneo y no superficial las prácticas de prevención cambian completamente. Por otra parte, al disparar la preocupación en la sociedad reaccionan Y el gobierno de San Luis está haciendo bastantes cosas para entender como se frena esto y para actuar y proteger las zonas más sensibles.”

Lanzamiento

Nuestros temas