Redacción Canal Abierto | En diálogo con Canal Abierto, Marcelo Belelli, coordinador de ATE-ANAC de la provincia de Buenos Aires, expuso el panorama que vive la ANAC, máximo organismo de control aeronáutico del país.

En primer lugar, detalló que sólo en abril se produjeron cuatro accidentes con tres víctimas fatales. “Estos accidentes fueron en lugares que tienen que ser controlados por la ANAC, que hoy no tiene vehículos ni inspectores que puedan afrontar el control de esas situaciones. Entonces, lo que tenemos en muchos casos son aeronaves que vuelan de cualquier manera, o por lo pronto sin control del Estado. Y nosotros en materia aeronáutica tenemos un concepto que es el de seguridad operacional, que básicamente se basa en que, ante situaciones de riesgo, anteponemos barreras que eviten el accidente. Está a las claras que la ANAC hoy por hoy no está desarrollando una política que tienda a detectar situaciones de riesgo, y una vez sucedido el accidente, establecer criterios que permitan no generar nuevamente situaciones de esas características”, explicó Belleli.

Estos graves hechos suceden tras el ingreso al mercado de las low cost, lo que produjo -según denuncian los trabajadores y especialistas en seguridad aeronáutica- un colapso en la capacidad operativa de la Administración Nacional de Aviación Civil.

“Lo que nosotros hoy manifestamos y queremos desarrollar es que el crecimiento de la industria no está mal, en tanto y en cuanto la ANAC, como máxima autoridad aeronáutica, crezca en consonancia con ese desarrollo. Claramente no sucede eso, y muy por el contrario, se están despidiendo trabajadores que hacen tareas aeronáuticas, como es el caso de Santa Fé, donde despidieron dos trabajadores. La política de crecimiento de la industria aerocomercial que se impulsa tiene falencias. La situación general del crecimiento no es un problema mientras se sostenga un control en la forma en la que se opera”, agregó el sindicalista.

Por otra parte, Belleli destacó las principales falencias que se presentaron al momento de instalarse estas compañías. “La modalidad Low Cost no es algo que se inventó en este país, existe en otras partes del mundo y tiene que ver con abaratar costos, no en seguridad, sino en servicios. En este caso en particular son compañías que no tenían la infraestructura para poder desarrollarse. Si vamos al caso de El Palomar específicamente, es un aeropuerto que durante muchos años estuvo a cargo de la fuerza aérea, no había personal civil que brinde tareas y hoy, para poder darle contención tuvo que vaciarse el aeropuerto de San Fernando”.

Sin ir más lejos, el temporal que azotó a la provincia de Buenos Aires este fin de semana dejó en evidencia la precariedad de las instalaciones que el Gobierno montó para que Flybondi pueda operar desde allí. El agua hizo ceder techos, y su pista no estaba en condiciones para circular, por lo que muchos vuelos fueron cancelados.

También hubo reportes de una aeronave con ambos sistemas hidráulicos comprometidos que despegó sin autorización.

Este es otro ejemplo que refleja la falta de autoridades aeronáuticas y personal técnico habilitado que controle este tipo de situaciones, y que perjudica de manera directa a quienes consumen este servicio.

Finalmente, el coordinador de ATE-ANAC hizo referencia a la situación que atraviesa hoy el organismo: “Hoy la ANAC está atravesada por una profunda crisis. No hay inversión en áreas estratégicas como en servicios auxiliares a la navegación, y no hubo un acompañamiento en inversión que vaya en consonancia con el desarrollo que tuvo la industria aérea. Ésta creció un 20% respecto al año anterior, pero no hubo un crecimiento simultáneo del organismo de control. Además los trabajadores hoy no tenemos convenio colectivo de trabajo, no tenemos plan de carrera ni oportunidades de crecimiento. La ANAC tiene que tener trabajadores capacitados y formados en crecimiento, porque son los que garantizan la seguridad aérea, y en vez de crecer y de tomar más gente para poder dar contención a las necesidades, decide despedir trabajadores. Lo que vemos es una inconsistencia entre lo que se pretende que la industria sea desde el Ministerio de Transporte y las políticas que se llevan adelante desde la ANAC”.

ENTREVISTA COMPLETA

Nuestros temas