Redacción Canal Abierto | Según la última encuesta del INDEC, la Canasta Básica Alimentaria de mayo -que establece el parámetro para no ser indigente- subió un 4,8% en relación a abril, el salto más elevado del año.

En lo que va del año, acumula un aumento del 12,5% y un 24,9% en relación al mismo mes del año anterior. En dinero, una familia tipo necesitó $7.473,63 para no ser indigente. Para no ser pobre, la misma familia necesitó $18.833,55.

En tanto un adulto necesitó $2.418,65 para no ser indigente, y $6095 para no ser pobre.

La Canasta Básica Total, que establece el umbral de pobreza, subió en mayo un 3,2%, el segundo aumento más alto del año luego del pico de febrero (3,3%). Acumulado, en 2018 ya aumentó un 12,9% y un 28,4% en relación a mayo de 2017.

 

Lanzamiento

Nuestros temas