Redacción Canal Abierto | Luego de que se conociera el recorte del 40% del presupuesto destinado al Hospital de alta complejidad  “El Cruce” de Florencio Varela, más de 600 trabajadores se reunieron en asamblea el pasado 21 de junio y coordinaron diferentes medidas para impedir el vaciamiento de la institución

El hospital “El Cruce” recibe el 70 por ciento de sus fondos de la nación y el 30 restante de la provincia de Buenos Aires. Según explicaron quienes allí se desempeñan, se proyectó para su funcionamiento durante el año 2018, 2574 millones de pesos. Sin embargo, en los presupuestos aprobados, se destinó un 40% por ciento menos de lo acordado. Las autoridades reconocieron públicamente el recorte, en una reunión que mantuvieron con los jefes de cada servicio y esto llevó a que quienes trabajan allí se manifestaran.

El lunes, los trabajadores mantuvieron una reunión con los directivos del hospital con el fin de saber cuál es la situación de ahora en más de la institución y de los empleados contratados.

“La semana pasada 200 trabajadores no tenían contratos firmados. Después de la asamblea se informó que los contratos iban a ser renovados pero llegaron sólo por dos meses. Plantean resolver el conflicto pero por dos meses cuando  los contratos siempre fueron de seis”, explica en diálogo con Canal Abierto, Adrian Ruiz  farmacéutico del hospital.

El Cruce es un hospital de alta complejidad y es la institución sanitaria con el mayor número de transplantes hepáticos, renales y de medula ósea del país. Es el hospital público que más transplantes ha realizado de cirugías cardiovaculares y recibe derivaciones de la zona sanitaria sexta de la provincia de Buenos Aires.

“Es inviable que el hospital siga con un presupuesto tan acotado siendo que es de alta complejidad. Se resuelven trasplantes de todo tipo. El recorte deja a la deriva a trabajadores y pacientes”, afirma Ruiz.

Debido al recorte presupuestario y la falta de insumos de todo tipo (desde dispensers de agua hasta gasas) la incertidumbre se acrecienta día a día. En el último mes se cerró la agenda de oncología por lo que los pacientes nuevos que tengan que ingresar a hacer tratamientos oncológicos no lo podrán hacer por este ajuste.

Los trabajadores denuncian que el recorte y vaciamiento de el hospital tiene que ver directamente con la política del Gobierno de Cambiemos de desmantelar la salud pública.

Por lo pronto, el próximo 28 de junio visibilizarán el reclamo de la reducción del presupuesto y las consecuencias que esto trae y realizarán un abrazo solidario a partir de las 11 en las puertas del hospital bajo la consigna “Salvemos al Hospital El Cruce”.

en octubre

Nuestros temas