Redacción Canal Abierto | A pesar de haber sido sancionada en 2006 y prorrogada en septiembre pasado, la Ley 26160 -que contempla la no innovación en materia de desalojos en tierras reclamadas como ancestrales por pueblos originarios- en La Rioja parece no haber entrado en vigencia nunca. A tal punto que habitantes de Chilecito se ven reclamando por el reconocmiento de sus tierras, de las que el gobierno provincial pretende desalojarlos para realizar un plan de viviendas sociales.

El cacique diaguita Roberto Aballay manifestó que esta situación plantea una guerra de pobres contra pobres, ya que los destinatarios de dichas viviendas, pertenecientes a los sectores postergados de la provincia, terminan enfrentados con los originarios que tienen derechos sobre ese territorio.

“Jamás se les dio terreno ni vivienda a los pueblos originarios. Y adentro de nuestro territorio somo autónomos, no entra ningún político y las decisiones las tomamos en asamblea”, agregó.

Si la situación territorial de los pueblos originarios es apremiante, diametralmente opuesta es la de los funcionarios que deberían procurar que esto no sea así. “Mandan a los punteros de ellos a tomar las casas con el secretario de Vivienda. Les dan lotes de 10×30 a la gente y agarran 41.000 hectáreas. El ministro de Producción se hizo de 31.000 hectáreas y el vicegobernador alambró 240 kilómetros. Dan asco de tan corrutos que son”, describe Aballay.

Por lo pronto, las comunidades se encuentran realizando inscripciones al INAI para poder hacer los reclamos correspondientes.

en octubre

Nuestros temas