Redacción Canal Abierto | La comunidad de la Escuela Nacional de San Isidro se encuentra en estado de alerta ante el conocimiento de una medida del gobierno provincial de dar marcha atrás en las titularizaciones docentes logradas a partir del cambio del plan de estudios que comenzó en 2010.

El denominado Movimiento Anual Docente pretende dar marcha atrás con aquella modificación y anular los nombramientos. De producirse, estos cambios provocarían alteraciones en el proceso pedagógico que el establecimiento viene desarrollando a partir de este plan de estudios. En principio, el cambio de horas cátedra por horas reloj, que implica subir de cuarenta a sesenta los minutos de cada módulo.

“Esto cambiaría el diseño que tiene la escuela, que la hace ser elegida por numerosas familias año a año. La escuela tiene 1200 estudiantes anualmente y es muy reconocida. Los chicos tienen 80 minutos de clases y un recreo. Con el cambio pasaríamos a 120 minutos de clases y un recreo, esto alteraría el modo de funcionar de la escuela”, afirma Javier Ferretti, delegado de Suteba en la escuela, en diálogo con Canal Abierto.

Descargar

A la espera de definiciones, docentes, alumnos y padres realizarán una asamblea el martes próximo en el mástil de San Isidro donde definirán las acciones a seguir para frenar esta decisión. Un día antes, el director de la escuela mantendrá una reunión con las autoridades provinciales, a diferencia de las anteriores en las que participaron. Además, estarán el equipo de dirección y el equipo consultivo, integrado por jefes y coordinadores de área, delegados docentes, padres y representantes del Centro de Estudiantes.

Descargar

Lanzamiento

Nuestros temas