Redacción Canal Abierto | Dos innovaciones en materia de aeronáutica comercial impulsadas desde el gobierno de Cambiemos están siendo puestas en duda desde la Justicia.

Por un lado, y a aprtir de presenciones judiciales hechas por vecinos, el fiscal Di Lello pidió suspender la actividad en el aeropuerto improvisado en la base aérea de El Palomar, hasta que se investigue si hay un peligro para la seguridad pública, y planteó la posibilidad de que exista un riesgo potencial por el polvorín militar que está en las inmediaciones. También pidió garantizar los sistemas de control ante situaciones climáticas adversas.

Consultado por Canal Abierto, Marcelo Belelli, delegado de ATE-ANAC, afirmó que “se pretende utilizar un aeropuerto que durante muchos años tuvo un uso casi nulo, sin tener un plan de inversión y desarrollo en el mismo ni un crecimiento de los organismos del Estado para poder garantizar la seguridad de la operación. La ANAC tiene muy poco personal en El Palomar como para poder afrontar el gran crecimiento aerocomeracial que se está desarrollando”

Descargar

Di Lello también pidió que se suspenda la actividad de la controvertida Flybondi, ante los numerosos inconvenientes que tuvo desde su inicio de sus actividades, que llego al clímax la semana pasada cuando, al intentar despegar, la cola de una nave chocó con la pista en Misiones.

Descargar

en octubre

Nuestros temas