Redacción Canal Abierto | “Son 30 días en que los despedidos y los no despedidos estamos intentando que las autoridades de la empresa nos digan las cosas en la cara, que vengan, que nos expliquen por qué. Por lo cual lo único que entendemos es que ésta es una medida de persecución ideológica pero no partidaria: es una persecución gremial porque lo único que nos unifica a todos los que estamos despedidos es que participamos de las asambleas”. De esta manera explica Andrea Delfino, periodista del sector economía de Télam con 28 años de antigüedad, la situación que ella y sus 326 compañeros atraviesan desde el fatídico día en que les comenzaron a llegar los telegramas.

El 26 de junio último y a través de un comunicado, las autoridades de la agencia oficial de noticias anunciaron que el 40% de los trabajadores estaban despedidos. Y no aparecieron más.

Con el feroz recorte, quedaron secciones enteras sin trabajadores y dejaron desiertas las corresponsalías en varias provincias. “En los últimos años, Télam sufrió un proceso de modernización. Tenemos una plataforma multimedia, se agregaron secciones como el reporte nacional, infografía, el sector audiovisuales, que ahora se redujo en un 50%. En infografía quedó una sola persona. En redes sociales, que no daban abasto, quedó una sola persona. En Télam todo el mundo trabaja y, como decimos siempre, no sobra nadie”, relata Juan Martín Porto, periodista del área política que también se quedó sin trabajo.

La excusa oficial, desde entonces, ha variado dependiendo del funcionario entrevistado. En todos los casos, sin embargo, las declaraciones fueron poco felices y oscilaron entre acusar a los despedidos de malos profesionales o sostener que practicaban militancias partidarias opuestas a la gestión.

“En la Comisión de Diputados, cuando plantean la mala profesionalidad de los despedidos, ¿por qué, entonces, no nos advirtieron? –se pregunta Delfino- Si ellos dicen que tenemos un 30% de ausentismo, que los corresponsales no responden los llamados, si hay tantas causas, ¿por qué los despiden sin causa?”.

En esta entrevista, el desguace, la función de la agencia, y un botín del que nadie habla: la pauta publicitaria que Télam controlaba y fue movida, por esta gestión, a la Jefatura de Gabinete que ahora será juez y parte.

Entrevista completa:

promoción

Nuestros temas