Redacción Canal Abierto | Un informe de la consultora Ecolatina proyecta que, después de la salvaje devaluación de los últimos meses, el salario real se ubicará un 9% por debajo del alcanzado en diciembre de 2015.

A su vez, el salario real registrado caerá alrededor de 6% en lo que resta del año, con una perspectiva de caída que continuará en 2019.

Mientras, en la primera mitad de este año –según el informe-, el salario real de la economía se redujo en promedio el 1% en la medición interanual, producto de la pérdida del 1% interanual de los empleados privados registrados y el 2,4% en los trabajadores del sector público.

“A contramano, los trabajadores no registrados -quienes mostraron la peor performance en los primeros seis meses del año- obtuvieron una mejora en términos reales de 1% en el primer semestre”, aclara.

Desde la consultora también advierten que el reclamo de reapertura de paritarias y las demandas de ajuste salarial de los trabajadores irá en aumento porque el salto del 35% del tipo de cambio en agosto va a acelerar la inflación en el año. Frente al alza de precios, los ingresos quedarían bastante rezagados y se profundizaría la recesión.

Se espera además un endurecimiento en las metas fiscales. La transferencia de gastos a las provincias y municipios serviría, según Ecolatina, para acotar el margen de negociación de los empleados públicos.

En esta línea, el ministro de Interior Rogelio Frigerio, se reunió esta mañana con gobernadores peronistas y les dio a conocer los números del presupuesto 2019 y los pronósticos económicos para lo que resta de este 2018.

Prevén diciembre con una inflación del 42%, una caída de la actividad económica del 2,4%, y un dólar a $38, dando a entender que –para el gobierno- la corrida ya terminó. Mientras, esperan un 2019 con inflación del 23%, dólar a $42, y una actividad económica en cero.

De acuerdo a un informe realizado por la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), el índice de inflación de agosto en un 4,3%, el valor mensual más alto desde abril de 2016.

Así, en lo que va del año, la inflación acumulada alcanza el 24,5%. Estos resultados van en concordancia con el pronóstico del Gobierno con la inflación y una suba de precios que superan el 40%.

Para este organismo, estos datos ubicaron al salario promedio del sector privado en su peor nivel desde mediados de 2010, con una pérdida de poder de compra que cayó 11,7% contra la inflación desde que asumió la actual  gestión.

Para septiembre, la UMET prevé una inflación similar o superior al 4,3% porque “agosto no registró de lleno el impacto de la nueva disparada del dólar, que empezó el mes en $28 y en menos de una semana lo cerró alrededor de $38“, según explicó el rector de la casa de altos estudios, Nicolás Trotta.

Desde ATE INDEC destacan que “es imprescindible no perder de vista que en los últimos 30 meses la inflación lejos de ser un fenómeno controlado, ha golpeado fuerte a quienes viven de su salario, con una inflación acumulada desde diciembre 2015 a julio 2018 del 116%. En ese entonces el valor de la canasta de ingresos mínimos era de $15.677,40”.

Para este organismo, el hogar de una familia tipo –una pareja y dos hijos menores- necesitó a fines de julio un salario mínimo de $31.878, compuesto por una canasta básica alimentaria mínima de $ 9.994 y $ 21.884 para otros bienes y consumos mínimos.

Mientras, con el último aumento en septiembre, el salario mínimo quedó en $ 12.500 para los estatales, y el haber promedio para el sector privado ronda los $25.000, ambos muy lejos de lo necesario para subsistir.

en octubre

Nuestros temas