Redacción Canal Abierto | Los trabajadores de la Administración Nacional de Aviación Civil nucleados por la Asociación Trabajadores del Estado denunciaron el recorte de funciones en el Departamento de Certificaciones Aeronáuticas.

Se trata del área encargada de la fiscalización de los controles de aviones, más específicamente de chequear que las aeronaves que ingresan al país estén en condiciones aeronavegables correctas.

“A partir de la resolución de la administración, se deja de ejercer ese control, haciendo que se libere el ingreso al país de cualquier avión y que pueda volar libremente, sin ningún tipo de control por parte de la ANAC”, informó Marccelo Belleli, coordinador de ATE ANAC Provincia de Buenos Aires.

Los aviones que quedaron fuera de esta fiscalización corresponden a las empresas americana Boeing, la europea Airbus y la brasileña Embrater, los fabricantes más importantes a nivel mundial en materia de aviación.

Belleli también considero importante destacar que esta decisión “es una acción bastante complicada porque es una barrera de seguridad operacional que se vulnera y condiciona al normal funcionamiento de las operaciones, porque cuando el Estado deja de ejercer control se generan situaciones de riesgo”.

En esta línea, y ante la falta de personal encargado de la seguridad operacional -producto de la llegada de las low cost- los accidentes aéreos fueron en aumento durante este año.

“El número de víctimas fatales ya excede las 20 personas. Sin ir más lejos, este fin de semana cayó una nave de pequeño porte que transportaba a un piloto del TC”, comentó Belleli.

Y agregó: “Venimos denunciando hace mucho que esta situación continúa y se profundiza. Los accidentes en la aviación no regular, de vuelos privados como se conoce habitualmente, siguen en ascenso“.

Ante esta situación, la ANAC no realizó ningún tipo de litigación ni de política de seguridad que permita una mejora en este desarrollo. “Muy por el contrario, se desfinancian sectores, se vacían áreas, no se invierte, no se toma personal y se mantiene una situación de total vulnerabilidad”, afirmó el coordinador de ATE ANAC.

Por otra parte, desde el sindicato denunciaron el intento de tercerización de sectores. Se trata de las áreas de bomberos, servicios auxiliares, sanidad aeronáutica y de control terrestre. Mundialmente, estos están catalogados como servicios públicos y esenciales, que deben ser prestados por el Estado.

“Quieren tercerizar funciones que por ley son responsabilidad de la ANAC. Quieren que pasen a depender de empresas privadas, y ante esta situación, nosotros nos declaramos en estado de alerta”, manifestó Belleli.

Mientras, durante las jornadas de lucha que se llevan a cabo hoy y mañana en todo el país, desde el organismo realizaron asambleas en todos los sectores de trabajo, y mañana participarán activamente del paro nacional.

Los demás gremios aeronáuticos también hicieron pública su adhesión, y Aerolíneas no tendrá vuelos en la jornada del 25.
Sin embargo, las low cost, como Flybondi, al no tener convenio colectivo de trabajo ni trabajadores sindicalizados, no se suma a la huelga general. Además opera desde El Palomar, cuyo control de tránsito aéreo lo ejerce la Empresa Argentna de Navegación Aérea, que tampoco adhiere a la medida.

en octubre

Nuestros temas