Redacción Canal Abierto | El diputado Diego Bossio vuelve a ser noticia. La última vez que el ex titular de la Anses saltó a la tapa de los diarios fue allá por marzo de 2016, cuando su chat con el macrista Nicolás Massot tomó estado público. Allí Bossio reclamaba que el oficialismo lo quería “arreglar con cinco sanguchitos de miga y tres mates fríos” para que, finalmente, apoyara la derogación de las leyes de Cerrojo y Pago Soberano que habilitaron el pago a los Fondos Buitre y, en adelante, a la toma de una deuda millonaria. Esta vez su posición no es menos controversial.

El jefe del Bloque Justicialista en Diputados presentó un proyecto en la comisión de Comercio que consiste en derogar una serie de artículos de la ley 26.736, que regula precio y stock del papel para diarios cuya principal productora en el país es Papel Prensa, denunciada en la Justicia por haber sido apropiada hace 40 años por sus actuales accionistas.

La empresa -cuyo paquete accionario es compartido por Clarín (49%), La Nación (22,49%) y el Estado nacional (27,46% directo, y 0,62% de propiedad de la agencia oficial de noticias Télam)- venía reclamando esta medida, junto con algunos diarios tradicionales del interior agrupados en la Cooperativa de Provisión de la Prensa Argentina (Cooppal). Ambos grupos sostienen que la ley, tal cual está, impide la “libertad comercial” porque encarece insumos y “obstaculiza inversiones”.

Los diputados de Cambiemos presentes en la comisión acompañaron a Bossio y garantizaron un dictamen favorable. Según asegura Tiempo Argentino, la intención del oficialismo y del Bloque Justicialista es llevar al recinto el proyecto el próximo 21 de noviembre para que sea tratado en la última sesión del año.

 

Los ganadores de siempre

La iniciativa de Bossio avanzaría sobre la declaración de “interés público de la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y de papel para diarios” que figura en el artículo 1 de la ley que fue reglamentada en diciembre de 2011.

También pretende eliminar la obligación de comercializar el papel para diario a un precio único y público, y de operar “a pleno de su capacidad operativa o de la demanda interna de papel” (artículo 40) y presentar y ejecutar cada tres años un plan de inversiones (artículo 25).

La pasta celulosa es un insumo estratégico para diarios y revistas y el proyecto de Bossio podría afectar la libertad de expresión y favorecer, claro está, a los dos diarios más grandes de la Argentina.

Desde la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) emitieron un comunicado donde expresan “sorpresa y desazón frente a un nuevo avance de los grupos monopólicos de la Argentina, que con apalancamiento en el Congreso de la Nación buscan modificar una ley con el único objetivo de maximizar sus ganancias”.

“Esa Ley aseguraba que todos los medios gráficos, independientemente de su facturación, tuvieran las mismas condiciones de acceso para el vital papel para diarios. Con los golpes de mercado producidos bajo las condiciones económicas del gobierno de Mauricio Macri -inflación descontrolada, devaluación del peso, recesión, restricciones en el financiamiento, entre otros-, se suma esta voluntad expresada por diputados de Cambiemos para restringir la sustentabilidad de los pequeños medios -pymes y cooperativos- que aseguramos la multiplicidad de voces en cientos de comunidades de todo el país”.

Finalmente, aseguran: “Los medios cooperativos necesitamos que se cumpla la Ley. Y que no se la enmiende en beneficios de los poderosos”.

promoción

Nuestros temas