Redacción Canal Abierto | “La fiesta está ocurriendo. La pagamos todos, pero no entramos. Adentro sólo están las privatizadas, las petroleras y los funcionarios de Cambiemos”. Así inicia Contra el tarifazo, un libro del especialista en energía del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, Gustavo Lahoud.

El ejemplar forma parte de la colección 90 Intervenciones, de la Red Editorial. En diálogo con Canal Abierto, el autor comentó de qué habla éste módulo en particular.

¿A qué o a quién está dirigido Contra el tarifazo?

– El libro está dirigido a brindar información fundamental sobre dos ejes centrales. Por un lado explicar lo que ha sido el relato del Gobierno sobre el derroche de energía que los argentinos han hecho en los últimos años (básicamente durante el período kirchnerista), que era visualizado como la causa fundamental del tarifazo. Y por el otro, desmentir esto, ya que el ciudadano argentino no consume más que cualquier otro en una situación determinada, con los niveles de ingreso que tiene y en función de un contexto de problemática de los subsidios.

Si no había un derroche, ¿qué es lo que pasó?

-La falta de oferta energética, fundamentalmente en gas y petróleo, y en la generación de energía eléctrica suficiente y la crisis que había en el sector de distribución, debía ser paliada con una política integral de más largo plazo. No se podía culpar –por la mala gestión que había tenido la política energética- al conjunto de la población.

A esa mala gestión en todo caso había que diseccionarla. Era una política que había que poder mantener para el conjunto de la población porque le garantizaba un nivel de vida, reconciliando ese asunto con la necesidad de tener una oferta energética –con niveles de eficiencia y continuidad en el tiempo- que nos permitiera salir de la crisis en la que estábamos. Había que recomponer tarifas, pero de ninguna manera había que generar un tarifazo. Que es lo que el Gobierno terminó haciendo.

¿Qué pasó con los subsidios?

-Lo que el Gobierno no dice es que, incluso durante el kirchnerismo y los tres años que lleva Macri, las empresas productoras de gas y petróleo y las generadoras y distribuidoras de energía eléctrica, han recibido miles de millones de dólares en subsidios que no se destinaban sólo a cubrir las supuestas diferencias de costos, como nos decían. Sólo en estos últimos diez años estamos hablando de $25.000 millones de dólares en distintos sectores del ámbito energético, que han ido a parar a este gran conjunto de empresas, y que es una de las explicaciones centrales del tarifazo que hemos sufrido todos los argentinos y argentinas.

¿La devaluación influyó en estos aumentos?

-Es la última y mayor cuestión que se retrata en el libro, con más seriedad y complejidad, porque durante 2017 se encaró un proceso de dolarización de los precios y de las tarifas. En este último caso fue indirecta, porque se hizo a través de los precios del gas y la energía eléctrica mayoristas. En tres años subieron más del 300% en dólares y eso es la base del tarifazo que hemos sufrido.

Al final se explica, con un ejemplo de modelo de factura, dónde está el tarifazo aplicado. El caso típico de una factura que entre fines de 2015 y mediados de 2018, tuvo un aumento por arriba del 1.000%. En el ejemplo se ve dónde la gente está pagando más.

 

El libro se presenta hoy a las 19 en Tacuarí 905. Claudio Lozano, coordinador del IPyPP, hará una presentación de este trabajo, y también hablará Ariel Pennisi, quien es el editor de 90 Intervenciones. Por último, Gustavo Lahoud realizará una explicación del módulo de su autoría.

promoción

Nuestros temas