Redacción Canal Abierto | «Un comandante internacional está ganando en promedio 250 mil pesos por mes. Estos son los que no quisieron hoy tomar los vuelos y dejaron los aviones en todos los aeropuertos europeos y americanos», lanzó Dell’Acqua ayer por la noche en el canal Todo Noticias.

Así, el presidente de Aerolíneas Argentinas mostraba a las claras la intransigencia del Gobierno respecto de una posible solución dialogada al conflicto que protagonizan la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), del Personal Aeronáutico (APA), la Unión Personal Superior Aeronáutico (UPSA), la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA).

Por su parte, los gremios salieron a cruzar al funcionario. “Es un guión malintencionado que le escriben, además de una falacia”, afirmó en diálogo con Canal Abierto el Secretario Gremial de APLA, Mateo Ferrería, en relación a la cifra salarial que arrojó el funcionario, y agregó: “Hoy un piloto que ingresa a la compañía cobra 50 mil pesos. El abultado monto que tiró Dell’Acqua es parte de una operación que no es nueva para nosotros ni patrimonio de esta administración. Lo mismo sucedió en su momento con Marsans, Mariano Recalde e Isela Constantini”.

«Estamos muy lejos de alcanzar un acuerdo”, dijo Rubén Fernández, secretario de UPSA, el sindicato que reúne al personal jerárquico y profesional de Aerolíneas y Austral, al culpar a la compañía aérea estatal de los inconvenientes que sufren miles de pasajeros afectados por la huelga. “Así vamos a tener un fin de año complicado”, anticipó.

Por la tarde del martes ya se contabilizaban mas de 300 vuelos afectados por la huelga de aeronáuticos en reclamo de una actualización salarial.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas