Redacción Canal Abierto | En un ejercicio de estimación realizado por la Junta interna de ATE-Indec, se resolvió que para una familia tipo, conformada por dos adultos y dos hijos menores, la canasta básica alcanza los $28.266,70 al 31 de marzo de 2018.

La  cifra surge de la suma de $8.741 de la canasta básica alimentaria -que sufrió un incremento del 2,9% en febrero- , más $19.525,70 de otros bienes y consumos mínimos.

“En este ejercicio se trata de utilizar información publicada y emplear metodologías útiles para proveer las mejores aproximaciones posibles como referencia válida para la discusión salarial y otras necesidades de la sociedad”, aclaró la Junta Interna de ATE-Indec.

Este salario mínimo dista mucho del número establecido oficialmente por el Indec, que sostiene que una familia tipo necesita $17.538 para no caer debajo de la línea de pobreza. A su vez, el salario mínimo, vital y móvil cerró en $10.000 por jornada completa el pasado 5 de abril.

Según ATE-Indec, las “Canastas de Consumos Mínimos” no implican un modelo de lo que sería una canasta óptima y deseable. Son valores de mínima, que no surgen de análisis estadísticos, si no de una discusión social más global sobre los objetivos y valores a los que se aspira. “Por eso ningún trabajador debería ganar, de bolsillo, menos que el valor calculado en este ejercicio”.

Sin embargo, el promedio de ingresos registrados por el Indec en el cuarto trimestre de 2017 fue de $ 14.353. La mitad de los que tienen un ingreso percibía menos de $ 11.000. Asimismo, considerando sólo los ocupados, la mitad de los asalariados percibía menos de $ 13.000 pesos y el 70% percibía menos de $ 18.000.

A su vez, se realizó una distinción por regiones del país, tomando como referencia los precios relevados en cada provincia.

Fuente: ATE-Indec. 18 de abril de 2018

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas