Redacción Canal Abierto | La semana pasada, la Sala I de la Cámara de apelaciones hizo lugar a un amparo presentado por 58 editores de medios barriales contra una medida de Máximo Merchensky, subsecretario de Comunicación Social. Por medio de la Resolución N° 813, rebajó el valor de la pauta publicitaria. De esta manera buscaba reducir en casi un 20% el monto de lo que venían recibiendo para dirigirla hacia otros medios.

Los  editores (que integran el Registro de Medios Vecinales de la Ciudad) comenzaron una lucha para tratar de evitar el recorte de dinero destinado y por consiguiente poder seguir sosteniéndose ya que en muchos casos es el único ingreso que poseen.

El conflicto comenzó en febrero, cuando la subsecretaría de Comunicación Social emitió la Resolución 813 que modificó la Ley de Medios Vecinales 2587 que regula la pauta publicitaria del Registro de Medios Vecinales.

El martes 12 la Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario revocó el fallo de primera instancia de la jueza Ana Paola Cabezas Cescato.

“En la primera instancia, vimos que había una postura bastante arbitraria y subjetiva de la jueza Ana Paola Cabezas Cescato al momento de resolver la causa. Apelamos esa decisión y la causa  fue remitida a la sala 1 de la Cámara de lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad”, explica en diálogo con Canal Abierto, Jonatan Baldiviezo, abogado del Observatorio del Derecho a la Ciudad y asesor de los editores.

La decisión de reducir el monto genera una afectación a derechos fundamentales no sólo de los medios vecinales sino también de todos los ciudadanos porteños en relación a la diversidad cultural y la libertad de expresión y el derecho a la información. Además, muchos medios locales podrían incluso dejar de existir, a diferencia de los grandes multimedios que se podrían haber beneficiado al recibir el excedente de recursos, según denunciaron editores perjudicados.

«Los medios vecinales representan un vínculo entre los vecinos y son difusores de lo que sucede en los barrios, noticias que los medios nacionales no cubren. Actualmente 269 medios vecinales porteños reciben cinco de cada 100 pesos que el Gobierno de la Ciudad invierte en materia de publicidad. El ajuste en el eslabón económicamente más débil de los medios de difusión de la ciudad exige recalcular lo proyectado para el año, y obliga a replanteos que afectarán sin ninguna duda las fuentes de trabajo que los medios vecinales de manera directa e indirecta generan», relatan a través de un comunicado de prensa los medios vecinales.

Por lo pronto, los medios barriales se encuentran a la espera del sorteo del tribunal. “No se resolvió pero se volvió a encausar” -sentenció Baldiviezo- «Tenían el conocimiento de que los medios barriales favorecían la diversidad cultural y la libertad de acceso a la información porque se ocupan de dar información que no son transmitidas o producidas por grandes medios de comunicación,  además ayudan a asambleas y organizaciones a que pueden expresarse con mayor facilidad en los medios, tendiendo ese marco de discusión revocaron la sentencia”.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas