Redacción Canal Abierto | Los trabajadores de los hospitales Baliño y Carrillo de la capital misionera continúan las medidas de fuerza iniciadas hace tres semanas ante la falta de respuestas en torno al reclamo salarial, pidiendo que el incremento supere el 4,5% otorgado por el gobierno provincial, así como el pase a planta permanente de quienes se encuentran encuadrados en carrera sanitaria. Otro reclamo consiste en el pago de salarios adeudados hace tres meses.

La medida, que es impulsada por ATE y la CTA Autónoma local, consiste en paro de actividades, permanencia en los lugares de trabajo y cortes de ruta.

En diálogo con Canal Abierto, la delegada de ATE en el Baliña, Teresa Saucedo, sostuvo: «nos abrimos al diálogo para ver la manera de salir de esto y la gota que colmó el vaso fue este aumento del 4,5% que, junto con el de mayo, ellos dicen que es del 15%, pero no es así».

También resaltó que los bajos salarios empujan a muchos trabajadores de la salud a endeudarse vía crédito o tarjetas para poder llegar a fin de mes.

Descargar

A pesar del tiempo que lleva el conflicto, desde el gobierno no hubo acercamiento ni intención manifiesta de abordar una solución. «Nosotros no vamos a aflojar y esto va a ir creciendo -agregó Saucedo-. Hay compañeros que están en el interior que no pueden reclamar porque están precarizados. Son profesionales, pero viven de un plan y si protestan los amenazan por sacárselos»

Descargar

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas