Redacción Canal Abierto |  La ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, dejó sin efecto la Resolución 4055 en la que establecía el cierre de catorce escuelas comerciales nocturnas.

Luego de intensas jornadas de lucha durante todo el verano por parte de los sindicatos, de los trabajadores y trabajadoras de la educación y de los estudiantes, el gobierno porteño decidió dar marcha atrás.

“La medida es sin lugar a dudas un triunfo de la docencia de la ciudad de Buenos Aires. Desde el 13 de diciembre que se implementó y se dio conocimiento, la docencia no dejó de luchar haciendo infinidad de actividades, asambleas, movilizaciones, paros. El gobierno se jugó a que en enero se enfriarían las cosas porque es el mes que no estamos en las escuelas y esto no ocurrió”, señaló en diálogo con Canal Abierto, Jorge Adaro, secretario general de Ademys.

Lo cierto es que si bien se trata de una buena noticia para la comunidad educativa, aún falta que el gobierno porteño habilite las inscripciones online, ya que es el único modo para anotarse al nuevo ciclo lectivo 2019.

“Junto con la resolución se desactivó la posibilidad de la inscripción. Esto es complementario, si no hay de manera inmediata activación no deja de seguir siendo la pretensión de vaciar las escuelas porque no hay tiempo de inscribirse”, manifestó Adaro.

Por lo pronto, los trabajadores de la educación señalan que seguirán en alerta no sólo para que se habiliten las inscripciones, sino también para resolver cuestiones de fondo como la actualización de los salarios.

Recibí más periodismo de este lado

promoción

Nuestros temas