Redacción Canal Abierto | Más de 400.000 habitantes de las villas porteñas no cuentan con la prestación de servicios públicos, a pesar de que la ley Nº 3.295  de la Ciudad reconoce como un derecho humano el acceso al agua potable en cantidad y calidad.

La Villa 21-24 se encuentra ubicada en la Comuna 4. Es uno de los tantos barrios que no cuentan con servicios públicos básicos como el agua potable y cloacas.

Debido a un fuerte olor cloacal en el agua corriente en las manzanas 24, 25 y 29, la Junta Vecinal convocó a la Cátedra de Ingeniería Comunitaria de la FIUBA para que se acerque a analizar la calidad del agua que los vecinos consumían. Los resultados arrojaron que el agua no era potable ya que se encontraba contaminada bacteriológicamente.

Según relatan los vecinos, es frecuente que desde las canillas de las viviendas no salga agua. En el caso de que haya, contiene olor cloacal, color amarillo y sedimentos.

Desde 2006, la empresa AySA S.A tiene a su cargo la prestación de los servicios de agua y saneamiento cloacal en la Ciudad de Buenos Aires, las villas se encuentran dentro del área de concesión. Sin embargo, la distribución de agua potable y saneamiento sólo llega hasta las periferias y ningún organismo estatal se encarga de controlarlo.

Descargar el informe técnico completo

 

 

Recibí más periodismo de este lado

promoción

Nuestros temas