Sergio Alvez | En 1985, en la localidad de Puerto Libertad, situada en el norte de la provincia de Misiones – a unos 44 kilómetros de las Cataratas del Iguazú- se iniciaron las obras correspondientes a la represa hidroeléctrica Urugua-í.  Las mismas finalizaron en 1990 y en agosto del mismo año comenzó el período de pruebas de las turbinas. Desde 1991, año en que asumió Ramón Puerta como gobernador, la gestión de la represa estuvo a cargo del Grupo Macri. El Estado provincial tomó el control recién a partir del año 2004.

Durante todo el proceso, a la población local se le prometió que a cambio de la afectación ambiental y social de las obras, tendrían energía a “costo cero”, mientras que para el resto de la provincia las tarifas serían “a precio simbólico”. Esto nunca ocurrió. Hoy, en pleno 2019, los pobladores de Libertad, que viven en torno a la represa, pagan facturas de luz siderales, por un servicio magro.

Resulta un caso calcado, en este sentido, de lo ocurrido con la represa hidroeléctrica Yacyretá, una mega obra que si bien está enclavada en Ituzaingó (Corrientes), tuvo a la provincia de Misiones como principal afectada. Esta afectación se dio en términos y niveles dramáticos. Las organizaciones sociales y que representan a las familias afectadas – unas 80 mil – denuncian un “genocidio social y ambiental” debido a la enorme envergadura destructiva que, pese a ser evidente, jamás redundó en compensaciones tarifarias para las y los misioneros.

Reparación histórica

El jueves 14 de marzo, en el marco del Día Mundial de Acción contra las Grandes Represas,  Puerto Libertad será epicentro de una actividad de lucha convocada por la CTA Wanda (Radicada en Libertad), la CTA Apóstoles y ATE Misiones.

Ese día, a partir de las 16 horas y justamente desde  la represa hidroeléctrica (ruta nacional 12) se llevará a cabo una concentración que dará inicio a una movilización de tres kilómetros hasta la plaza principal del pueblo, dónde se realizará un festival popular y un acto, en el cual entre otras acciones, se homenajeará a la memoria de Lony De Ricciardi, militante ambientalista de Porto Mauá (Brasil), recientemente fallecida en un trágico accidente.

“La Energía Eléctrica es un Derecho Humano  y por eso exigimos una Reparación Histórica para el Pueblo Misionero y un Modelo Energético Popular” señalaron des la organización del evento.

“Realizaremos una jornada de lucha para repudiar los elevados costos y las severas deficiencias en el servicio de energía eléctrica en la provincia de Misiones, poniendo de manifiesto que tanto los costos tarifarios como las limitaciones del servicio, configuran una gran estafa  al pueblo, ya que Misiones es una provincia que fue gravemente afectada, social, sanitaria y ambientalmente, por la represa hidroeléctrica Yacyretá, pero sin embargo no se vio compensada por ningún beneficio tarifario ni de infraestructura adecuada en materia energética. En Puerto Libertad, tenemos la  represa hidroeléctrica Uruguaí, una obra que no trajo aparejada ninguna compensación tarifaria a la población local, por lo que decimos que hoy Misiones paga la luz más cara del país. Nos sacrificamos y no recibimos nada a cambio. Es hora de una reparación histórica” señalan desde la organización, abriendo la invitación a todas las organizaciones y voluntades particulares que deseen sumarse.

“Proponemos que esta acción marque el puntapié inicial de un reclamo que debe ser oído por las dirigencias municipales, provinciales y nacionales: reparación histórica para el pueblo misionero en materia energética. Esta reparación debe verse reflejada de manera contundente y drástica en los costos que las familias pagan por acceder al servicio de energía eléctrica, y en el acceso al servicio para todas las familias misioneras” añaden.

“Estamos invitando a artistas populares y feriantes que quieran vender o mostrar sus productos, y armando la programación de un evento que esperamos sea masivo. Tenemos una larga historia en la lucha contra las grandes represas y creemos que hoy es momento de profundizar en, además de seguir rechazando a las mega represas, exigir un modelo energético popular, justo y respetuoso de los derechos humanos de la población” expresaron desde CTA Apóstoles.

En tanto, desde CTA Wanda recordaron que “hoy la gente en Libertad y Wanda está saliendo a reclamar por los tarifazos, porque se están dando cuenta de que fueron engañados con promesas que nunca se cumplieron. Es un reclamo justo y una lucha a la que cada vez más vecinos y vecinas se están sumando. Decimos que no queremos más represas, y exigimos los beneficios prometidos por las represas que ya fueron construidas y llevan décadas operando como es el caso de Urugua-í”.

Recibí más periodismo de este lado

promoción

Nuestros temas