Redacción Canal Abierto | En las últimas semanas se destapó una olla que involucra al fiscal más relevante de la Argentina, Carlos Stornelli, con una red de espionaje político, mediático y judicial que incluye a operadores y servicios de inteligencia locales y foráneos.

A contramano del discurso oficialista que enarbola la bandera de lucha contra la corrupción, la inmediata respuesta del gobierno fue apuntar sus cañones contra el juez a cargo de la investigación, Alejo Ramos Padilla. El propio presidente Mauricio Macri calificó como «un show mediático» el desempeño del magistrado, cuestionó su “ecuanimidad” y pidió su destitución.

Las palabras del mandatario no sólo fueron acompañadas por sus funcionarios. También los medios de comunicación hegemónicos saltaron a la yugular del juez federal que incomoda a la casta judicial. Ejemplo de ello fue la “error” que cometió el diario Clarín (17/03/2019) cuando, en un intento por deslegitimar la denuncia, tituló «El afectuoso saludo del juez Alejo Padilla con una diputada K” junto a una imagen del diputado neuquino kirchnerista Darío Martínez saludando a su compañera de banca.

En este marco, esta mañana Comodoro Py amaneció con un escenario un tanto pecualiar. Con la consigna “#ComodoroPIGs, el chiquero de la democracia”, un grupo de artistas del Frente Patria Grande fueron a los Tribunales con un cerdo y disfrazados de porcinos para denunciar la complicidad de la justicia federal con el poder político de turno y los medios de comunicación.

“El objetivo fue denunciar el entramado que viene desde la dictadura y permanece a través de sucesivos gobiernos, con negociados y corrupción, que es Comodoro Py”, explicó a Canal Abierto una de las protagonistas de la intervención artística y política, Laura Bitto. “Hay un sistema judicial que, en vez de al servicio de los sectores populares, está al servicio de los grandes poderes”.

“El objetivo fue denunciar el entramado que viene desde la dictadura y permanece a través de sucesivos gobiernos, con negociados y corrupción, que es Comodoro Py”, explicó a Canal Abierto una de las protagonistas de la intervención artística y política, Laura Bitto. “Hay un sistema judicial que, en vez de al servicio de los sectores populares, está al servicio de los grandes poderes”.

“La protesta, sin embargo, no es simplemente contra Stornelli. Para que haya justicia en este país hay que limpiar esta cueva de corruptos con poder”, lanzó la militante, y agregó: “Algunas de las propuestas incluye la democratización del poder judicial a través de la participación ciudadana. Es decir, que tengamos posibilidad de participar en la elección de los jueces que van a ejercer justicia. Por poner un ejemplo, en Comodo PY hay doce jueces, de los cuales una sola es mujer”.

Las propuestas que acercaron a Comodoro Py:

  • Que los jueces y fiscales paguen impuesto a las ganancias y publiquen sus declaraciones juradas.
  • Que exista un órgano independiente que realice el seguimiento del incremento patrimonial y enriquecimiento de los magistrados.
  • Que informen a la sociedad todos los viajes y congresos sufragados por estados extranjeros, empresas o particulares a los que asisten, así como contactos con agentes de estados extranjeros.
  • Que tengan sanciones efectivas por demorar las causas. La demora en la tramitación de las causas penales es la causa de que más del 50% de los presos estén sin condena. Los “tiempos” de tortuga de los señores magistrados son la principal causa de la inseguridad y el avance del narcotráfico. Que los jueces y fiscales cumplan rigurosamente el horario laboral y los plazos procesales.
  • Que todas las designaciones sean por concurso público, basta de elegir jueces, fiscales y altos funcionarios judiciales a dedo y por acomodo. Fuerte lucha contra el nepotismo judicial y las designaciones cruzadas de parientes.
  • Que jueces y fiscales, además de cumplir los requisitos de idoneidad, sean electos por la ciudadanía.
  • Implementación de los juicios por jurado en todos los distritos del país.
  • Digitalización de los procesos. Basta de acumular papeles que, además, cuando le conviene al poder, se prenden fuego o se pierden.
  • El fin del machismo judicial. En Comodoro Py, 11 de los 12 jueces federales son hombres y las situaciones de violencia de género y machismo están totalmente naturalizadas.
  • La disolución de la Agencia Federal de Inteligencia (ex SIDE) y la abolición de fondos reservados. La Inteligencia debe ser para defender la patria y combatir el crimen organizado, no para espiar y perseguir opositores.
  • Contactos transparentes entre periodistas, empresarios de medios, operadores judiciales y agentes de inteligencia. Las reglas para acceder a escuchas y expedientes deben ser claras e iguales para todos.

promoción

Nuestros temas