Por Federico Chechele | La semana empezó bien para Mauricio Macri ya que el FMI le garantizó 20.000 millones de dólares adicionales (exigiendo más ajuste) que le daría cierto respiro para llegar a las elecciones más allá de los índices económicos que se anunciaron días después.

Primero fue en la apertura de sesiones el pasado 1 de marzo, luego vino la entrevista televisiva y el jueves fue en la reunión de Gabinete ampliada en el CCK. En lo que parecía una estrategia de Durán Barba para mostrarlo con fortaleza, con el transcurso de los días Macri no pudo más y desparramó su ira.

«No prometí pobreza cero”, “todos queremos crecer”, “la inflación de este año va a ser más baja que la del año pasado”, “la energía acá va a ser barata”, “todo el mundo nos felicitó”…  así despotricó el Presidente sin que a nadie se le mueva un músculo. Y para colmo arengó: “Estoy caliente”. Está más solo que nunca…

Mientras que en Cambiemos creen que con una derrota en la provincia de Buenos Aires y en varios distritos claves del Conurbano igual podrían meter a Macri en una segunda vuelta, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, en tándem, le muestran su descontento al Jefe de Gabinete Marcos Peña: la candidatura presidencial sigue sin resolverse.

«No prometí pobreza cero”, “todos queremos crecer”, “la inflación de este año va a ser más baja que la del año pasado”, “la energía acá va a ser barata”, “todo el mundo nos felicitó”…  despotricó el Presidente

Y los indicadores siguen desalentando hasta a los más optimistas:

En el último trimestre de 2018 el desempleo alcanzó el 9,1% (dibujando para no llegar a los dos dígitos) y ya afecta a 1.752.000 de argentinos.

La actividad económica se derrumbó 6,2% en el cuarto trimestre y cayó 2,5% en el año.

Un estudio de la consultora Taquion reveló que el 52,5% de la gente le debe plata al banco, a familiares, a financieras o a amigos.

Para colmo, en esto de medir cosas que parecen irrelevantes, la Argentina cayó 18 puestos en el ranking mundial de la felicidad según la medición internacional que se realiza cada año con el apoyo de la ONU y la universidad de Columbia.

Y estemos atentos al próximo jueves cuando el INDEC anuncie a través de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) el índice de pobreza que podría alcanzar al 33% o 34%.

Macri y Santoro vs Ramos Padilla

A este enojo generalizado que no puede disimular el presidente Macri se le suma la investigación de una red de espionaje “paraestatal” que involucra a varios dirigentes de Cambiemos, que lleva adelante el juez federal Alejo Ramos Padilla.

“Creemos que no es un juez que actúe con ecuanimidad”, dijo el presidente y agregó: “ya ha hecho varias”. Esas “varias” por lo cual le pidió su remoción al ministro de Justicia Germán Garavano – un imbécil según Carrió –, está circunscripto a estas medidas dispuestas por el juez: declaró la inconstitucionalidad de los decretos presidenciales que ubicaban Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti como jueces de la Corte sin pasar por el Congreso; en 2016 suspendió los aumentos que había dispuesto el Ministerio de Energía en las tarifas de gas; y en 2018 dictó una resolución en la que impidió en todo el país el corte del servicio de gas por falta de pago.

El que salió a hablar fue Daniel Santoro, el operador de Clarín que optó por hacerse pasar por un estudiante de primer año de periodismo antes de quedar pegado al espía Marcelo D’Alessio. Pero él y varios más tuvieron una respuesta contundente: El jueves, miles de personas se agolparon frente al Palacio de Tribunales para expresar su apoyo a la investigación de Ramos Padilla.

La perla de la semana estuvo a cargo del Servicio Penitenciario -que depende del Ministerio de Justicia- al negarse a llevar a D’Alessio a Dolores «porque no tenemos nafta», en una clara muestra de que el Gobierno no quiere que se avance en la investigación.

CFK, Lavagna y todos los demás

Faltan cinco meses para las elecciones presidenciales y las candidaturas todavía son una intriga. Más teniendo en cuenta el volumen que genera la postulación o no de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Una de las vertientes del kirchnerismo avisó que “no se puede subir de algo a lo que nunca se subió”, pero el más explícito fue el ultrakirchnerista Francisco “Paco” Durañona, intendente de San Antonio de Areco quien deslizó: “Creo que no va a ser candidata”.

Desde otro lugar aseguran que su candidatura depende hasta del propio Mauricio Macri. Si el presidente finalmente no se postula a la reelección, Cristina también optaría por bajarse. La polarización y la grieta se administran con ellos dos en la cancha.

Pero también habrá que ver si todo el revuelo que se armó por la enfermedad que padece Florencia Kirchner y su rehabilitación en Cuba está enmarcado en una retirada elegante de su madre o en un operativo clamor que la ubique en la primera escena nacional en las próximas elecciones.

El que sí trabaja por un operativo clamor es Roberto Lavagna quien luego de continuar su ronda de reuniones manifestó que “estoy dispuesto a ser Presidente de un gobierno de unidad nacional”.

Con sus ojotas y medias guardadas en el placard, el exministro de Economía entró en terreno de disputa mediática y salió a responderle a Macri con una frase que golpeó duro en la Rosada: “cuando el Presidente logre un crecimiento de 9%, hablamos».

Algunos ya le han sumado candidatos a vicepresidente y hasta la dupla bonaerense para competir con Vidal o a quien designe Cambiemos en territorio bonaerense. Otros aseguran que el “poder” ya lo ubica como el reemplazante de Macri y terceros más osados afirman que Lavagna es un invento del Gobierno.

El que espera agazapado es Felipe Solá que esta semana se reunió con Víctor De Gennaro y Claudio Lozano a la espera de que todo el arco opositor se sume a una interna en las Primarias de agosto. Así también se lo manifestó De Gennaro al Partido Justicialista en la reunión llevada a cabo en la calle Matheu con Fernando Gray y Jorge Landau como anfitriones.

Desde otro lugar aseguran que su candidatura (CFK) depende hasta del propio Macri. Si el Presidente finalmente no se postula a la reelección, Cristina también optaría por bajarse. La polarización y la grieta se administran con ellos dos en la cancha.

Un dato para reconfigurar el mapa electoral fue la decisión de la Corte Suprema de Justicia de voltear la reelección de los gobernadores Alberto Weretilneck y Sergio Casas. Los jueces sostuvieron que el rionegrino no está habilitado para un tercer mandato y consideraron «inhábil» la enmienda riojana, por ello, anticipándose a ese fallo adverso, el tribunal electoral riojano suspendió «sin fecha» las elecciones previstas para el 12 de mayo.

Avanza el conflicto social

Con marchas en todo el país, esta semana las organizaciones sociales reclamaron alimentos y planes sociales ante el aumento del hambre y la pobreza.

En un contexto devastador para los sectores más vulnerados, la Secretaría de Economía Social sacó una resolución que dio por tierra a 60.500 monotributistas sociales, muchos de los cuales han perdido sus prestaciones jubilatorias y médicas.

Mientras tanto, esta semana se anotaron los que faltaban y ya no queda nadie afuera de la movilización del próximo 4 de abril.

El escenario se está enardeciendo más allá del enojo presidencial.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas