Redacción Canal Abierto | Este jueves, la Cámara en lo Criminal de Villa Ángela –Chaco- condenó a 21 años de prisión a Rodrigo Silva, por la desaparición y muerte de Maira Benítez. La pena fue dictada bajo la figura de homicidio simple. En tanto, los imputados por complicidad Catalino Silva, Luis Coria, Héctor Cáceres y Magdalena Belén Ledesma, fueron absueltos.

El tribunal, integrado por Ricardo González Mehal, Hilda Moreschi y Daniel Ruiz, hizo lugar al planteo de la fiscal de Cámara, Silvana Rinaldis, quien solicitó esa condena.  La querella, a cargo de Pablo Vianello, había solicitado perpetua para Silva por el delito de “femicidio en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad”, y condenas por participación secundaria en el femicidio para Catalino Silva y por encubrimiento agravado para Luis Coria, Magdalena Ledesma y Héctor Cáceres.

Una vez dictado el fallo, Vianello celebró que Silva “va a pagar por haber matado a Maira”. Por otro lado, advirtió: “esto no nos quita de la cabeza que estamos frente a un femicidio y lo vamos a seguir manteniendo. Acá lo importante es que se haya condenado y demostrado que teníamos razón, que Rodrigo Silva mató a Maira Benítez”.

La falta de perspectiva de género para juzgar el caso también perjudicó a Brisa, la hija de Maira. De haber sido así, hubiera tenido un amparo y una reparación económica de la ley que paradójicamente lleva su nombre.

“Nosotros tenemos una perspectiva muy diferente a la que entendemos que tuvo el tribunal y la fiscalía, y es una cuestión que la vamos a plantear oportunamente”. La posibilidad de recurrir a Casación para que la Sala en lo Criminal del Superior Tribunal de Justicia pondere si el caso se incluye o no entre los tipificados como femicidios quedó abierta.

Por su parte, Antonia Morán, madre de Maira, se mostró conforme con la condena, pero lamentó que durante el juicio no se lograron precisiones de lo sucedido con su hija. “Esperábamos que Rodrigo Silva diga qué hizo Maira”, dijo.

También manifestó su desacuerdo con la absolución de los acusados de encubrimiento, en especial de Catalino Silva y Belén Ledesma. “La justicia sabe, por todos los mensajes que hubo por parte de Belén, con las llamadas que hacía Rodrigo a su padre y las demás pruebas, de que ellos fueron encubridores de lo que Rodrigo Silva hizo con Maira”, aseguró.

En la misma tarde en que absolvieron a todos los acusados por la privación ilegítima de la libertad y el aborto no consentido seguido de muerte de Paula Perassi, la Justicia patriarcal vuelve a poner evidencia el machismo que prima en esta sociedad.

Recibí más periodismo de este lado

promoción

Nuestros temas