Redacción Canal Abierto | Cualquiera que haya utilizado una plataforma de compras digital sabe que sus beneficios no son pocos: permite ampliar el espectro de potenciales compradores y vendedores, comparar precios, facilitar las transacciones y el comercio a distancia, entre otras. Pero, incluso para el manual neoliberal clásico, la situación de excepción en la que se maneja Mercado Libre en la Argentina está por fuera de las normas: la plataforma de compras y ventas online mantiene una posición dominante en el comercio electrónico, lo que le permite cobrar excesivas comisiones e imponer condiciones abusivas hacia sus usuarios. La práctica está penada por la Ley Nº 27.442 de Competencia, pero hasta el momento la empresa no ha sido sancionada.

En pleno Hot Sale, el informe titulado El Caso Mercado Libre: abusos y privilegios, propuestas y alternativas elaborado por el Observatorio de Coyuntura Económica y Políticas Públicas (OCEPP), detalla cada beneficio excepcional del que se vale la plataforma cuyo fundador, CEO y accionista, Marcos Galperin, es amigo de Mauricio Macri y su empresario favorito.

Su principal excepcionalidad consiste en un llamativo “mal encuadre” dentro del régimen establecido por la Ley Nº 25.922, de Promoción de la Industria del Software, situación que “le permitió ahorrarse $1.500 millones de pesos solo en 2017”. Esta exención impositiva, vigente sólo para empresas cuya actividad principal consista en producir y vender software, data de 2007 y fue extendida por el gobierno de Macri.

Recientemente, el Banco Nación a través de Nación Servicios invirtió 700 millones de pesos en desarrollar la billetera virtual PIM, similar a Mercado Pago, con el objetivo de incluir financieramente a sectores no bancarizados. Este sistema permite realizar transferencias y pagos de manera digital sin costo y para fomentar su uso comenzó a utilizarse en algunos programas sociales del Ministerio de Desarrollo Social. «Sin embargo, el Gobierno desmanteló el proyecto y ahora comenzará a pagar prestaciones sociales a través de Mercado Pago», detalla el informe de la OCEPP.

“La propuesta de regular la economía digital no es de ultra izquierda. Cambiemos nos dice que nuestro país tiene un problema de déficit, sin embargo no le cobra impuestos a uno de los más ricos de la Argentina y propone sacarle el mango al jubilado”, afirmó el dirigente de la CTEP, Juan Grabois, en la presentación del informe, ayer por la tarde.

La referencia a la riqueza no es metafórica, ya que Mercado Libre es una de las empresas argentinas con mayor valor de mercado luego de sus acciones se dispararán en Wall Street recientemente. Sus capitales, sin embargo, están lejos de ser nacionales: entre sus principales accionistas figuran JP Morgan, Morgan Stanley y Baillie Gifford. “La AFIP le está regalando plata a los más ricos del mundo de manera injusta, inmoral e ilegal”, agregó el dirigente, en compañía del economista Itai Hagman, director del OCEPP.

Por otra parte, el estudio muestra cómo Mercado Libre, mediante su posición dominante (abarca el 81% de las visitas en tiendas online en Argentina), cobra comisiones excesivas a los vendedores. Las mismas eran de 5,5% en 2009, y fueron subiendo paulatinamente hasta alcanzar, en la actualidad, un mínimo de 13% a un máximo del 27% del valor de la venta. Otras plataformas cobran de un 1,99% a un 5,49%.

Además, la plataforma le cobra al comprador inmediatamente, pero hay un plazo mínimo de 10 días para acreditarle los fondos al vendedor. Dependiendo de la comisión, en otras plataformas el dinero se acredita inmediatamente.

También establece restricciones verticales en donde obliga a los comerciantes a usar sus otras plataformas como Mercado Pago y Mercado Envío de manera excluyente.

 

A la medida del amigo presidencial

Recientemente, el Banco Nación a través de Nación Servicios invirtió 700 millones de pesos en desarrollar la billetera virtual PIM, similar a Mercado Pago, con el objetivo de incluir financieramente a sectores no bancarizados. Este sistema permite realizar transferencias y pagos de manera digital sin costo y para fomentar su uso comenzó a utilizarse en algunos programas sociales del Ministerio de Desarrollo Social.

“Sin embargo, el Gobierno desmanteló el proyecto y ahora comenzará a pagar prestaciones sociales a través de Mercado Pago, que cobra altas comisiones y tiene capacidad de inducir el consumo de los beneficiarios”, detalla el estudio del OCEPP.

La decisión gubernamental puede leerse como un guiño a un empresario que coincide con el Presidente en su mirada económica. En una entrevista concedida a CNN hacia fines de 2018, Galperin manifestó que “el marco laboral argentino es terriblemente anticuado” ya que “protege empleos de la era industrial que son repetitivos y que los robots y las máquinas van a reemplazar”, por lo que necesita ser modificado, en línea con el proyecto de reforma laboral que Cambiemos impulsa de acuerdo a los lineamientos del FMI. En la misma entrevista, el empresario consideró que lo más importante que hizo Estados Unidos por la Argentina “fue apoyarnos en el proceso de ir al Fondo, una medida muy buena de este gobierno porque es un dinero a tasa subsidiada que permite que el ajuste que hay que hacer para llegar al equilibrio fiscal sea mucho menos de lo que hubiera sido”.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas