Redacción Canal Abierto | Esta tarde comenzó el Mundial de Fútbol Femenino. La sede es Francia y la FIFA aportó US$50 millones (44,3 millones de euros) para su realización. De esa cifra, US$10.208.000 fueron destinados a las federaciones para la organización de amistosos y la construcción y mejora de las instalaciones. Además, y por primera vez, compensará a los clubes por la cesión de jugadoras (US$7,5 millones).

Francia invirtió US$70 millones. En el torneo masculino de Rusia 2018 el gasto fue de US$2.000. Por eso, este Mundial es el de la lucha por la igualdad de condiciones.

La selección argentina jugará su tercer mundial. Vuelve a la competencia después de 12 años, y sin partidos jugados desde 2015. Su última participación oficial fue en los Juegos Panamericanos de ese año y quedaron inactivas por falta de financiamiento.

En esta vuelta a los torneos internacionales, el encargado de dirigirlas es Carlos Borrello. Se prevé que el seleccionador optará por su sistema de juego preferido: el 4-3-2-1, aunque no se descarta una línea de tres en la defensa.

Entre las que integran este combinado se encuentran las arqueras Vanina Correa, Laurina Oliveros y Gabriela Garton; las defensoras Adriana Sachs, Agustina Barroso, Aldana Cometti y Eliana Stabile. En el mediocampo se destacan Ruth Bravo, Estefanía Banini, Florencia Bonsegundo  y Soledad Jaimes. Lorena Benítez y Mariana Larroquette son la posible dupla delantera titular.

Más allá de lo que un resultado positivo en Francia podría significar para este equipo, la esperanza está puesta en continuar impulsando este deporte para las mujeres de Argentina. En marzo la Asociación de Fútbol Argentino anunció la profesionalización de los 16 equipos que hoy componen la primera división. Esto permitió que los clubes de la liga puedan firmar contratos y que la AFA conceda cada mes una ayuda de 2.300 euros a cada club.

Las ganas de seguir creciendo mueven a las chicas que además tendrán que enfrentarse a tres de las 20 mejores rivales en la fase de grupos. Integran el grupo D con Inglaterra, Japón y Escocia.

Estefanía Banini, capitana del equipo y con una de las carreras más largas en el extranjero comentó que la llaman “La Messi”. Esto no le gusta porque “prefiere que a las jugadoras de fútbol las reconozcan por sus propios nombres”.

promoción

Nuestros temas