Redacción Canal Abierto | El último súperdomingo electoral previo a las PASO presidenciales estuvo marcado por el apagón eléctrico y el de las esperanzas cambiemitas de sumar dirigentes amarillos a las conducciones provinciales.

Las contiendas en Formosa, San Luis, Santa Fe y Tierra del Fuego tuvieron victorias peronistas, y los candidatos oficialistas –como ya es tendencia- obtuvieron el segundo y tercer puesto en donde se compitieron.

Con estos resultados, Cambiemos cosecha 13 derrotas. Al comienzo de este año Marcos Peña había ordenado la confección de un mapa electoral con las provincias en las que el partido podía ganar y concentrar recursos de campaña. Pecaron de optimistas, ya que de las 14 que pretendían ganar sólo obtuvieron una.

Santa Fe

Con el 99% de las mesas escrutadas, el peronismo recuperó la provincia luego de 12 años de la mano de Omar Perotti. El candidato logró revertir el resultado de las primarias con un 40,52% de los votos.

El socialista Antonio Bonfatti quedó en segundo lugar con el 36,34%, y el candidato de La Rosada mantuvo el tercer puesto con los 18 puntos de las PASO.

De las cuatro elecciones que se celebraron ayer, la de Santa Fe era la más importante. EL tercer distrito en importancia representa el 8,1% del padrón nacional, y esta victoria peronista preocupa a Mauricio Macri y compañí, de cara a las presidenciales.

San Luis

Las generales en San Luis revalidaron a Alberto Rrodríguez Saá como gobernador de la provincia. El candidato del Frente Unidad Justicialista obtuvo la reelección con el 42,18% de los votos.

Claudio Poggi obtuvo el 34,65% y se ubicó en segundo lugar. Bastante más alejado, el representante de Alianza Juntos por la Gente, Adolfo Rodríguez Saá tuvo el tercer lugar con el 22,07% de las voluntades.

Los hermanos llegaron a las elecciones como rivales. Sin embargo, ambos representantes del peronismo obtuvieron más del 64% de los votos en la provincia.

Formosa

Gildo Insfran obtuvo su séptima victoria y se convierte así en el único gobernador en mantener el poder desde 1995. El justicialista se impuso con un contundente 71% frente al candidato del PRO y la UCR, Adrián Bogado, que logró el 28%.

En tercer lugar se ubicó la fórmula de la Izquierda, con Natalia Coronel y Cristian  Villasboa, que obtuvo apenas el 0,48% de los votos.

“El pueblo argentino quiere un verdadero cambio y no uno ficticio. Formosa es el ejemplo de unidad y el 10 de diciembre vamos a tener un gobierno de tinte nacional y popular”, refrendó el gobernador reelecto.

Tierra del Fuego

En la única provincia que no afectó el apagón eléctrico, el radical K Gustavo Melella venció a la peronista Rosana Bertone y la desplazó de la gobernación en primera vuelta.

Los últimos datos oficiales cargados con el 90% de mesas escrutadas daban Melella el 50.9% y a Bertone el 37,8% y muy lejos se ubicaba Juan Rodríguez, el candidato de Cambiemos con el 3.8%.

De esta manera, el oficialismo nacional perdió en Neuquén, Río Negro, Chubut, San Juan, Entre Ríos, Córdoba, La Pampa, Misiones, Tierra del Fuego, Formosa, Tucumán, San Luis y Santa Fe.

Cuando trascendieron los resultados de esta última, el Gobierno quiso adjudicarse la victoria como propia, sin embargo, durante la celebración se escuchó a un eufórico Perotti cantar el famoso “vamos a volver” que adoptó el kirchnerismo desde el 10 de diciembre de 2015.

Lo cierto es que la debacle electoral de Cambiemos se acrecienta, y aunque estos resultados no aseguren victorias o derrotas en las presidenciales, cada prueba electoral lo deja mal parado.

promoción

Nuestros temas