Redacción Canal Abierto | El apagón que este domingo dejó a oscuras a casi toda la Argentina, parte de Uruguay y parte de Brasil no tiene todavía, por parte de las autoridades nacionales, una explicación. Ni creíble ni de ninguna clase. Pero afirman que “no se va a repetir” aunque recién en unos 15 días tendrán un diagnóstico.

Sin embargo, un informe del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) advierte que la falta de información se deba a un “ocultamiento” por parte de la Secretaría de Energía respecto del colapso del sistema eléctrico.

Guardar el secreto sobre las causas del apagón tiene que con la obediencia debida. Y es que Mauricio Macri figura como uno de los accionistas de Yacylec, transportista que opera las líneas que conectan a la central Yacyretá con el Sistema Argentino de Interconexión (SADI), encargado de transportar la electricidad que generan las usinas a toda la red de distribución. Yacylec es la propietaria de las líneas desde donde se originó el problema que obligó a más de 50 millones de personas a celebrar el Día del Padre sin electricidad.

“Lopetegui mintió respecto de Yacyretá en su conferencia de prensa: la culpa no estuvo en esta central como trascendió en prácticamente toda la prensa apenas arrancó el apagón. De desmentirlo se encargó la propia Entidad Binacional Yacyretá por medio de un comunicado oficial, afirmando que el origen del colapso eléctrico corresponde a las Líneas de Transmisión del Sistema Argentino. Tampoco fue la culpa de las computadoras y los desenganches automáticos que supuestamente no se ejecutaron, como afirmó el propio funcionario”, sostiene Federico Bernal, director del OETEC.

“El apagón se hubiese evitado si se hubiesen hecho las inversiones que correspondían y el Estado no se hubiera retirado del sector como se retiró, de la función contralora y gestora de la política energética nacional”, analizó Bernal, autor de La estafa del tarifazo, en diálogo con Canal Abierto.

¿Dónde estuvo el problema entonces? “Sucede, y esto es lo que oculta Lopetegui porque defiende a su patrón Mauricio Macri, que la línea paralela que debía sustituir a la línea caída estaba con una obra demorada desde abril –agrega Bernal-. La obra en cuestión, como la propia CAMMESA informó, tiene que ver con la reubicación de una torre. Pues bien, ya van casi cuatro meses para reubicar una torre. Detrás de esta obra de mantenimiento, estuvo Isolux, que por incumplimiento se le rescindió el contrato que finalmente terminó pasando a TEL 3. Y la transportista encargada de las líneas citadas, Yacylec, es la firma en la que el presidente de la Nación posee acciones».

Desde OETEC recordaron que, según reportó la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) en su informe anual de 2017 (último disponible), durante los dos primeros años de gestión macrista la expansión de la red de alta tensión (AT) quedó paralizada. “Asimismo, y aunque no esté aún disponible el informe anual correspondiente al año pasado, tampoco se agregó ni un solo metro de línea de alta tensión en 2018”, sostienen. En otras palabras, luego de más de tres años de administración Cambiemos, la red AT no varió respecto de lo recibido en 2015.

La inversión que, según Cambiemos, iban a realizar las energéticas al ajustar las tarifas, no ocurrió. Incluso tras aumentos de tarifas de más del 300% en dólares en tres años y un promedio de ganancias netas de 772%. “El apagón se hubiese evitado si se hubiesen hecho las inversiones que correspondían y el Estado no se hubiera retirado del sector como se retiró, de la función contralora y gestora de la política energética nacional”, analizó Bernal, autor de La estafa del tarifazo, en diálogo con Canal Abierto. Y agregó: “El termómetro de la desinversión son las inversiones en Neuquén sobre hidrocarburos. Lo que uno observa es que respecto de 2015 las inversiones cayeron. En 2016, carca de un 35%, en 2017 un 30%, y en 2018, casi un 20%”.

Un salto al mostrador

Para ello, desde OETEC impulsan una auditoría urgente a CAMMESA, a Transener (transportadora de energía eléctrica de alta tensión, presidida por Marcelo Mindlin), a las transportistas que operan en el Sistema de Distribución Troncal (STEEDT), a las denominadas transportistas independientes y a las distribuidoras que siguen experimentando inconvenientes en la restitución del servicio en sus respectivas áreas de concesión.

El encargado de la auditoría debería ser el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), lo que la vuelve poco probable. Su titular es actualmente Andrés Chambouleyron, quien durante la presidencia de Néstor Kirchner ofició de consultor rentado por cuatro concesionarias del servicio público de electricidad en sus respectivas demandas contra el Estado nacional ante el CIADI. Con Cambiemos saltó el mostrador, pero su vocación para velar por los intereses de los usuarios de la Argentina es difícil de imaginar.

Es por este motivo que desde el Observatorio proponen la creación de una Comisión Bicameral del Congreso de la Nación integrada por las comisiones de energía de ambas Cámaras.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas