Redacción Canal Abierto | Nora Cortiñas no necesita presentaciones. En la búqueda de su hijo Gustavo, arrebatado por las garras de los genocidas en 1977, se transformó junto a otras madres, en su situación y con la misma convicción, en la madre de todas las luchas.

La presentación enumera: -Nora -o Norita- es Memoria Verdad Justicia, rebeldía, marcha, valentía, acompañamiento, independencia, inteligencia, afecto. Es cerebro y corazón. El trayecto que va desde su hijo Gustavo a las y los 30.000. Y es la agenda en tiempo presente de todo crimen, de todo conflicto y de toda injusticia. Nora es mujer del pañuelo blanco y pañuelo verde.

Y Nora responde: -Te falto un adjetivo: resistencia. Las madres lo venimos haciendo desde hace 42 años, ya se van a cumplir 43. Pura resistencia. Y visceral. Salir a la Plaza no es costumbre. En todo caso hay compromiso, pero cuando amanecés, cuando te levantás cada día, todo lo que vas haciendo es política. Todo es en base a ese entorno político para sobrevivir. Eso es el estado espiritual.

En el programa producido por lavaca y Canal Abierto, la integrante de las Madres de Plaza de Mayo, línea fundadora, señala: “Fueron cambiando los títulos de los reclamos, pero ahora tenemos que pedir que pasó con todos y cada uno de los desaparecidos, que los jueces abran las gavetas, que nos digan a quienes dieron en adopción los bebés”.

Yo no era feminista. Por muchos años no entendí el feminismo, cuando era más joven. Hace unos años, cuando empecé a salir a la calle, cuando se llevaron a Gustavo, yo entendí que además de deberes tenía derechos; es un poco la ignorancia de la vida entre las cuatro paredes de la casa. Hasta que salí a la calle y vi. Ahí empecé a caminar con mujeres y fuimos aprendiendo. Ahí empezó la mirada hacia el feminismo. Igual las Madres fuimos las primeras feministas que salimos a la calle a enfrentar la dictadura” .

Qué es el miedo para vos Nora, le pregunta María Eugenia, y Nora no duda: “El miedo es que siga una política de hambre como la que tenemos, un país con desocupados, un país pobre. Tengo miedo que un día seamos como muchos países pobres y miserables del mundo. Tengo miedo de que como seres humanos nos vayamos degradando tanto, que la política se degrade tanto, hasta llegar a ver el hambre en las calles y en las caras de los niños, de mujeres y hombres. Tengo terror a ver el hambre en las caras».

 

Es La Política, capítulo VII, temporada 1.

Conducen: Pablo Marchetti; María Eugenia Rosi Gallo

Producción y realización: Lavaca y Canal Abierto.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas