Redacción Canal Abierto | Esta tarde, desde las 17, la Asamblea Feminista de la Villa 31 y 31 Bis junto al colectivo Ni Una Menos y Pacto Feminista, realizarán un encuentro denominado “Urbanización en clave feminista: contra el endeudamiento y los mandatos de género”.

En tiempos donde construir unidad es fundamental, decidieron dar pelea a la avanzada neoliberal que se vive con el proyecto de urbanización del barrio padre Mugica. “Por nuestros derechos, por nuestra vida, la de nuestras familias, compañeras y vecinas, queremos discutir la crisis, el contexto, la deuda y la urbanización desde nuestra perspectiva, sentar postura y emprender un plan de lucha en nuestro barrio”, afirman desde la asamblea.

Graciela Duarte, integrante la asamblea y vecina de la Villa 31, explicó a Canal Abierto que el objetivo es analizar en conjunto las condiciones reales –no ficticias- del proyecto de urbanización. “El barrio está hipotecado para pagar la deuda del Paseo del Bajo. Nosotros ya estamos subastados a grandes terratenientes y los que vivimos adentro somos los únicos afectados”, expresó.

La asamblea se conformó a fines del año pasado como una red de organizaciones que trabajan cuestiones de género, siempre con perspectiva feminista. Durante la actividad de esta tarde habrá un debate con ejes que giran en torno a la deuda, la crisis, la urbanización, con la mirada de estas organizaciones que la integran. Además, contará con la presencia de Verónica Gago y Luci Cavallero, autoras del libro “Una lectura feminista de la deuda”.

Encarar el debate por la urbanización en clave feminista implica entender que “cuando el gobierno contrae deuda con organismos internacionales, lo destina a obras públicas pero se olvida de las necesidades en los barrios en torno a la salud, a las políticas públicas -como el recorte de presupuesto para las cuestiones de género-. Cuando el Estado no cumple el rol que tiene que cumplir, son las mujeres en los barrios las que se organizan y lo cumplen”, explica Andrea Solís, integrante de la asamblea.

Hace unos meses, el gobierno de la Ciudad aprobó este proyecto que generó polémica en torno a los fondos y a la deuda que se contrajo. Cómo impacta esto en las políticas sociales es lo que se pondrá en debate en este encuentro. “Esto afecta a las compañeras que viven en los barrios, que son las que sostienen el 70% de la militancia social y la economía popular. El ajuste que se está realizando a nivel nacional y en la Ciudad misma recae en las mujeres que son las que sostienen las ollas en los barrios y en los comedores”, agregó Solís.

Así como hay experiencias positivas en esta reurbanización, también hay gente relocalizada bajo autopistas, y muchas que no quieren dejar sus hogares pero que son presionadas para hacerlo. Por eso, durante el encuentro, la puesta en común derivará en una declaración pública y, en el caso de ser necesario, encarar un plan de lucha para “exigir al gobierno que cumpla con el rol del Estado, que es cubrir derechos básicamente”.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas