Por Gladys Stagno | La única denuncia contra Enrique Aybar que logró llegar a juicio lo iba a llevar al estrado este 3 de septiembre. Este día, el hombre que gobierna en Puerta de Corral Quemado, Catamarca, desde 2011 debía enfrentar cargos por “abuso sexual agravado por ser encargado de la guarda”, pero eso no ocurrió.

La defensa del intendente que encabeza la lista de Juntos por el Cambio y competirá en octubre por su segunda reelección pidió la suspensión del juicio a prueba –más conocida como probation– a cambio de un resarcimiento económico para la familia de la denunciante y la realización de tareas comunitarias.

“Si es inocente por qué no da la cara, enfrenta el juicio, y aclara las cosas”, dice María, la mamá de Carla, en diálogo con Canal Abierto. Carla es el nombre ficticio con el que en este medio relatamos la historia de la joven que, allá por 2013, fue engañada por Aybar cuando tenía 15 años, aceptó ir con él a San Fernando del Valle de Catamarca para conseguir una beca de estudios y allí –según relató incansablemente- fue violada por quien había sido su maestro.

“El nuestro es un pueblito donde nos conocemos todos y la mayoría vive de la Municipalidad. Él les tapa la boca con eso: darles trabajo y que hagan lo que él dice. Cuando presentamos la denuncia dejó sin trabajo a mi familia –cuenta María-. Ahora dicen que él nunca tuvo una denuncia, pero es que nadie se animaba a hablar. Muchas víctimas están quebradas. Ojalá se haga justicia por Carla y también por todas las otras chicas”.

Por la gravedad del delito, la Cámara Penal 3 de la capital catamarqueña rechazó el pedido de la defensa, que tiene diez días para apelar la decisión. Pasado ese lapso, el tribunal deberá fijar una nueva fecha. Pero la postergación no es inofensiva. Desde las organizaciones feministas de Catamarca denuncian que lo que se pretende es “dilatar los tiempos para permitir la postulación y elección del abusador Aybar”.

En Catamarca, un intendente acusado de violación va por la reelección

Con la consigna de “justicia inmediata” y el pedido al juzgado de que no haga lugar a las peticiones de la defensa, las organizaciones convocan a marchar este miércoles 4 de septiembre a las 10.30 desde la Casa de Gobierno de Catamarca. “Denunciamos las acciones de disciplinamiento y las lecciones moralizadoras que realiza este sujeto y todo el andamiaje político que los sostiene, quien está amenazando a la familia y amigxs de la sobreviviente, quienes están luchando incansablemente para lograr justicia”, sostienen en un comunicado de Ni Una Menos Catamarca.

Para Carla, la suspensión del juicio tampoco es gratis. “Es una situación muy difícil, mi hija la está pasando mal. Tiene que haber justicia”, afirma su mamá.  

 

Pueblo chico

El Durazno, de donde es Carla, tiene apenas 378 habitantes. Queda a unos 400 kilómetros de la ciudad capital por caminos de montaña; a 70 kilómetros de Belén, cabecera del departamento; y a 10 de Puerta de Corral Quemado, donde se emplaza la Municipalidad en la que reina Aybar. Los territorios del intendente abarcan también Jacipunco, El Tolar y Asampay. En casi todos ellos, hay mujeres que manifiestan haber pasado situaciones similares a las de Carla con el jefe comunal cuando eran adolescentes.

“Si es inocente por qué no da la cara, enfrenta el juicio, y aclara las cosas”, dice María, la mamá de Carla.

“El nuestro es un pueblito donde nos conocemos todos y la mayoría vive de la Municipalidad. Él les tapa la boca con eso: darles trabajo y que hagan lo que él dice. Cuando presentamos la denuncia dejó sin trabajo a mi familia –cuenta María-. Ahora dicen que él nunca tuvo una denuncia, pero es que nadie se animaba a hablar. Muchas víctimas están quebradas. Ojalá se haga justicia por Carla y también por todas las otras chicas”. 

El padrón de Puerta de Corral Quemado en las PASO del 11 de agosto constó de 501 electores divididos en dos mesas de votación. Allí, Aybar se impuso por algunos votos, gracias al corte de boleta que perjudicó a Mauricio Macri y también al candidato a gobernador de Juntos por el Cambio, Roberto Gómez.  Según cuentan María, “mucha gente no está de acuerdo con él pero depende del trabajo”.

En diálogo con el diario local El Ancasti, Vilma Chayle, integrante del Movimiento de Mujeres Radicales y militante de la agrupación Ola Verde, se pronunció en contra de que la UCR siga sosteniendo la postulación de Aybar. “Yo he sido muy crítica ante la posibilidad de bancar abusadores en las listas. Ante una mínima presunción, y por respeto a las mujeres y al género en sí, no deberíamos permitirlo. Esto nos retrocede diez años. Es vergonzoso y repudiable. Le haría muy bien a la fórmula de Juntos por el Cambio que él haga un paso al costado«, manifestó.

La de Carla no es la única denuncia contra el intendente, aunque sí es la que está más avanzada y la única en la capital catamarqueña. Hay otras radicadas en Belén que aún no tienen fecha de juicio y algunas más que prescribieron, pero cuyas denunciantes han hecho público su testimonio.

 

La historia de Carla

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas