Por Inés Hayes | El documental Los índalos, dirigido por  Juan Andrés Martínez Cantó, Santiago Nacif Cabrera y Roberto Persano, refleja la historia de Aurora Sánchez mientras lucha por encontrar los restos de su hijo Iván Ruiz, desaparecido durante la represión luego de la toma del cuartel del Regimiento de La Tablada por parte de los militantes del Movimiento Todos por la Patria, en el que participó junto a su tío Roberto Sánchez, al que asesinaron en la acción. Aurora viaja también a Europa a recorrer los caminos de su padre que luchó contra Franco en la Guerra Civil Española. Es la historia de tres generaciones que lucharon por la revolución y la libertad.

“El 23 de enero de 1989 desaparecieron a mi hermano Roberto y a mi hijo Iván, durante el asalto a La Tablada, en plena democracia, durante el Gobierno de Alfonsín. 24 años después me llegan los restos de mi hermano que aparecieron en una tumba NN en la Chacarita”, dice Aurora Sánchez  mientras esparce las cenizas del “Che Gordo”, como le decían a su hermano, en la Plaza de Mayo, junto a compañeros y compañeras. “Hasta el día de hoy sigo buscando a mi hijo Iván”, se la escucha en el documental, estrenado el 22 de agosto en todo el país.

En la creencia popular, la figura del Indalo representa a un hombre con las piernas y los brazos abiertos, sosteniendo un arco entre sus manos. Esta postura abierta de extraordinarias cualidades ha sido usada por el ser humano desde sus orígenes como un medio de invocación con el todo. El dibujo y la postura del Indalo avivan una memoria ancestral que enraíza con la Madre Tierra y el origen cósmico. El Indalo proviene de las pinturas rupestres neolíticas, descubiertas en el abrigo de “Los Letreros” en el Cerro del Maimón y en el de “Las Colmenas”, en el Cerro Maimón Chico de Vélez Blanco, Almería, España. Datan de 8500–3500 AC y fueron declaradas “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO el 5 de diciembre de 1998.

“Mis indalos son los que me protegen ahora, mi hermano Roberto y mi hijo Iván”, afirma Aurora mientras recorre las tierras europeas que habitaron sus ancestros y por las que luchó su padre en plena Guerra Civil Española.

Con un tono íntimo, el documental transita la historia de esta familia revolucionaria y enlaza los aires de libertad que se vivieron en Europa y América Latina en el siglo XX. “Era un tipo que estaba todo el día riéndose, era un tipo muy solidario”; dice Leandro Sánchez, el hijo de Roberto. A la vez que se la escucha a Aurora: “mi padre luchó contra el fascismo en Europa, los unía el hilo de la libertad”.

Siete décadas después, Aurora, acompañada de su hija, vuelve a los lugares de su infancia y a través de olores, sabores y texturas va recuperando los recuerdos y los caminos por los que transitó su padre durante la lucha contra la dictadura en España.

Hace años que Aurora vive en Nicaragua, también atravesada por los sueños revolucionarios y las ansias de libertad.

Se puede ver durante septiembre en:

*Martes 10 19:00 hs Centro Cultural Martínez Borelli – General Alvarado 551 SALTA

*Martes 10 20:00 hs. Teatro «La Máscara» Piedras 736 CABA

*Viernes 13 19 hs. Ex – CCDTyE Olimpo Ramón Falcón 4250 CABA

*Sábado 14, 20.30 hs. Centro Cultural de la Cooperación Rosario, San Martín 1371, ROSARIO

*Miércoles 18, 21 hs Microcine Municipal – 9 de julio 500 MENDOZA

*Sábado 21, 16 hs Espacio Cultural Nuestros Hijos – ECuNHi, Av. Libertador 8151 CABA

Con la presencia de la protagonista y los directores.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas