Redacción Canal Abierto | “Creo que estamos presenciando el desarme de la institucionalidad del tercer intento de restauración neoliberal”. Con contundencia y un detallado recorrido técnico sobre el fracaso macrista, Alejandro López Mieres, del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, trazó una crítica potente al plan de Cambiemos que concluye sus cuatro años de mandato con un desastre absoluto en todos los indicadores económicos y sociales, y con un rechazo político generalizado inocultable.     

Fue durante el panel sobre ‘Políticas Financieras’ del seminario “Políticas Públicas para un Estado Democrático Popular” que se realizó ayer en ATE Nacional.

El especialista del IPyPP hizo una caracterización del plan económico del gobierno saliente: “Se define por el fundamentalismo, la codicia, la incapacidad y la perversión”, dijo.

Y a continuación brindó ejemplos concretos de políticas que representan a cada una de esas características: “De los factores que podríamos denominar errores de inicio, uno es la declaración de Prat Gay cuando dijo que los precios en Argentina estaban fijados a lo que era el valor del dólar blue, a $14, y por eso una devaluación no iba a producir ningún tipo de daño. Otro caso de dogmatismo es cuando Sturzenegger dijo que la inflación no iba a subir con los tarifazos, porque lo que una familia ponía en las tarifas se iba a compensar con otras formas de consumo”

“En cuanto a la codicia, antes de que se iniciara el proceso de desarme de las lebacs y JP Morgan y otros se llevaran los dólares que Sturzenegger generosamente vendió en 2018, hubo una interpelación al ministro de finanzas Luis Caputo para que explique el endeudamiento, y dijo que Argentina nunca había pagado comisiones tan bajas, omitiendo que puso a sus propios amigos como bancos colocadores de deuda, y que en realidad se quedaron con esos bonos y los vendieron al día siguiente, al 2% más arriba”, recordó López Mieres.

Y siguió: “De la incapacidad para establecer políticas hay ejemplos en exceso, y sobre la perversión, el del 12 de agosto, cuando el Presidente permitió una devaluación salvaje teniendo el Banco Central instrumentos para evitarla”.

El economista continuó con una descripción de la «experiencia neoliberal fallida», insistió sobre la manera fraudulenta en la que se realizó el acuerdo con el FMI, alertó sobre los riesgos de una eventual renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional «al estilo uruguayo», que propone el candidato del Frente de Todos.

“A diferencia de la restructuración de 2005 cuando el FMI fue acreedor privilegiado y la quita fue sobre los acreedores privados, pareciera que la idea de Alberto Fernández es invertir esto y hacer co-responsable de la crisis argentina al FMI y tratar de hacer una negociación amigable con los mercados, para volver a tomar deuda en los mercados internacionales lo antes posible”, analizó.

Finalmente, concluyó que se trata de “una oportunidad única la que tiene la Argentina de poder reestructurar, cuestionando la legitimidad de la deuda y peleando la nulidad de cierta parte de ella. Este va a ser el primer tema de agenda del próximo gobierno”, cerró López Mieres.

Audio de la exposición completa: 

También te puede interesar: “Las ideas de los trabajadores deben fortalecer un Estado para el desarrollo productivo” | Primer panel del seminario “Políticas para un Estado democrático y popular”, en ATE

La apertura del había estado a cargo de Juan Pablo Costa, sociólogo e investigador del Centro de Economía Política Argentina, quien comenzó haciendo un análisis de tres períodos históricos en los que se llevó adelante una política financiera neoliberal basada en el endeudamiento nacional y de las provincias. “A futuro, para pensar desde el campo popular, Argentina tiene grandes desafíos. Uno es el déficit público, si bien no es el principal problema hay que tenerlo bajo control. Para eso hay que pensar una reforma tributaria, lo que parece fácil pero se tocan muchos intereses. El otro es la restricción externa. Para esto hay que pensar cómo evitar la fuga de capitales”, sentenció el economista del CEPA.

Luego, Guillermo Robledo del Observatorio de Riqueza Padre Pedro Arrupe, llamó a estudiar los distintos períodos económicos peronistas y a atender a los modelos actuales en países que no tienen su economía dolarizada y manejan sus bancos centrales en función de un plan de soberanía financiera y monetaria. Dijo: “El país tiene dólares pero el mayor problema es el ahorro. El país genera las divisas necesarias para su propio desarrollo. La clave no es tanto la inversión extranjera sino cómo logramos canalizar el ahorro interno para que no se fugue, que significa que esos dólares salen del sistema financiero”.

Robledo expuso, además, una propuesta para que los sindicatos y distintos sectores de la sociedad comiencen a formar parte del directorio del BCRA.

Por su parte, Arturo Quiñoa de la Asociación del Personal Jerárquico de Bancos Oficiales, sostuvo: “Lo más importante es volver a la unidad para sacar a Macri y qué hacemos al día siguiente como punto de unidad superadora y lo más importante es el Banco Central de la República Argentina, necesitamos una política de Estado estratégica y es el punto de unidad para nosotros que garantiza que el próximo gobierno no fracase”.

 

Foto: Rubén Digilio, para Clarín.  

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas