Por Sergio Alvez* | Acaba de publicarse Esto que me pasa, novela de la autora misionera Fremdina Bianco, editada por la editorial bonaerense Notanpuan. Cineasta, docente y feminista, Bianco señala que  se trata de “una novela coral con mirada de género”. La trama plantea tres historias que se entrecruzan, en torno a la existencia de un tridente de mujeres que habitan en un pueblo de Misiones, desde dónde intentan sobrevivir a un contexto atravesado por la desigualdas y la violencia de género.

“Me considero feminista ante todo. Si tengo que definir si esta novela es una novela feminista o no, me voy a agarrar un poco de lo que alguna vez contestó Leonardo Favio, cuando le preguntaron si consideraba que hacía cine peronista, y él dijo yo no soy un director de cine peronista sino que soy un peronista que hace cine. Me pasa igual, yo soy una feminista que escribe, a veces literatura, a veces cine” expresó la escritora a Canal Abierto.

¿Cuál es el origen de esta obra?

– Esto que me pasa comenzó con la imposibilidad de hacer una película. En 2015 estaba trabajando un guión y una de mis hermanas lo leyó, y me comenzó a insistir para que vaya a hacer un taller de escritura con Diego Paszkowski. En el taller empecé a corregir estas páginas, y Paszcowski me convenció que podía llegar a salir de eso una novela. Así empezo a tomar forma.

¿Qué se puede adelantar de la trama?

– Es una historia con mirada de género. Tres mujeres en un pueblo del interior de Misiones que tratan de sobrevivir como pueden a la violencia de género, dando una batalla en medio de secretos, desencantos, mentiras. Parecen a punto de explotar. Son 3 historias, la historia de la Negra, de Betiana y de Sabrina, entre ellas se van completando y entrecruzando.

¿Cómo fue el proceso de construcción del texto?

– Con el tiempo fue cambiando mi metodología de trabajo. En 2015 cuando arranqué escribía cuando tenía tiempo y tenía poco tiempo porque estaba filmando. Cuando empecé el taller con Paszcowski me ordené mejor. La literatura es algo nuevo para mí. No encontraba momentos para sentarme a escribir. Para mí la inspiración no es algo maravilloso que está ahí y un día te cae. Mientras más se esfuerza uno, y se estimula con otras obras en el proceso creativo, es más probable que después eso te salga. Por un tiempo la novela quedó algo abandonado, hasta que el año pasado leí que había una convocatoria de la Bienal de Arte Joven, y me inscribí con esta historia, pude acceder a una clínica de tres meses y en esos tres meses tenía que termnar de escribir la novela, corregirla y presentarla para que la lea un jurado. En esos tres meses escribí todos los días. Fue intensivo.

¿Qué características tienen las protagonistas?

– Las tres protagonistas comparten algo en común, son del mismo pueblo, la misma clase social, los mismos mundos. La Negra y Betiana son muy amigas. La Negra está en un momento de su vida donde actúa como por inercia y se defiende como puede de todas las violencias que cada vez son mas palpables, de manera cruda y dura, pero inocente; y se va dando cuenta de sus derechos. Sabrina es la reina del carnaval del pueblo de todos los años y es un personaje muy fresco, que aporta como un respiro a todo lo que está pasando, pero sin darse cuenta se va empoderando y construyendo, asumiéndose, encontrando su propio deseo. Betiana es un personaje mas reflexivo.

Los personajes o al menos lo intenté, son como caballos que van siempre para adelante, nada las frena.

Elegiste como escenario de esta novela, un pueblo del interior de Misiones, un ámbito que conocés muy bien…

– Fue natural e inevitable. La novela no tiene nada de autobiográfico pero si un montón de anécdotas y personajes de mi infancia. Hay dos cosas que siempre trabajo en el cine: una es la mirada de género y la otra es una construcción mas federal o alejada de las grandes urbes; me interesa contar otro tipo de historias.

 

Perfil
Fremdina Bianco nació en Misiones en el año 1990.  Egresada de la Universidad del Cine. Se capacitó en género y feminismos en el Instituto de Investigaciones Históricas Eva Perón. Estudió con Abbas Kiarostami en la EICTV en San Antonio de los Baños, Cuba. Forma parte del Colectivo de Cineastas y de la legendaria Asociación La Mujer y el Cine. Directora y guionista del largometraje No hay tierra sin mal y de más de cinco cortometrajes reconocidos y premiados en festivales alrededor del mundo. Fundadora de Vecinas Cine, casa productora de contenidos audiovisuales con mirada de género. Ganadora del Concurso Raymundo Gleyzer. Seleccionada en la Bienal de Arte Joven.  novela “Esto que me pasa”.

 

 

*Desde Misiones

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas