Redacción Canal Abierto | Tras 10 días de protestas y una brutal represión que dejó al menos 20 muertes, el presidente chileno anunció modificaciones en su Gabinete. En lo que parece ser un intento desesperado por revertir una crisis de popularidad –Piñera cuenta hoy con el 14% de respaldo- y los pedidos de dimisión de las calles y parte de la oposición.

En esta línea, la semana pasada el mandatario ya había ensayado una suerte de marcha atrás con la virulenta retórica que lo llevó a asegurar “estamos en guerra” y pidió “perdón por esta falta de visión”. “Cuando creíamos tener todas las respuestas, de pronto nos cambiaron todas las preguntas”, planteó Piñera en tono de excusa.

“La represión continúa, y no les importa si eres joven o anciano. Los tormentos incluso son más graves sobre disidencias y feminidades. Por ejemplo, hay denuncias de un pibe fue torturado a golpes hasta que obligado gritó `soy maricón´”, cuenta en esta entrevista con Canal Abierto la integrante de la Asamblea de Chilenxs en Argentina, Carla Díaz Ferrera.

En relación a las causas que llevaron al estallido popular, la fotógrafa y residente en nuestro país explica: “si bien tuvo pequeños cambios en estos últimos años, hoy Chile tiene la misma Constitución que dejó Pinochet. Estamos hablando de un sistema neoliberal que, como tal, se basa en la desigualdad. Lo de los últimos días es una acumulación de décadas que estalló con el alza del boleto estudiantil, de los sectores jóvenes que no nacieron en dictadura”.

“Hoy Chile es uno de los países con mayor desigualdad en el mundo donde aumentó la pobreza, pero lo que hicieron fue modificar la escala con que la miden”, señala Díaz Ferrera respecto al mito instalado de un Chile como “modelo a seguir” o “un milagro económico” latinoamericano.

“En los últimos días Chile ha mostrado la verdadera cara de un Estado psicópata”, sentencia.

Entrevista: Leo Vázquez

 

 

 

 

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas