Redacción Canal Abierto | Kicillof se reunirá este jueves con intendentes de Cambiemos para destrabar la aprobación de la Ley Impositiva cuya sesión se cayó el viernes pasado

El encuentro fue confirmado por el jefe municipal de San Isidro, Gustavo Posse, que representa un espacio, en formación, de buen dialogo con el gobierno provincial.

La Ley Impositiva incluye un paquete de medidas económicas que buscarán fortalecer al máximo los ingresos de Provincia, de cara a un inminente vencimiento de deuda pública legada por la gestión de Vidal.

La iniciativa implica un aumento de 75% de impuesto inmobiliario a las grandes propiedades rurales de 2000 hectáreas para arriba, que son solo el 7% de las partidas emitidas, y otorgar excepciones a los chacareros de menos de 100 hectáreas, destinadas a tambos y ganadería, entre otras decisiones.

En ese contexto de feroz resistencia de los pocos dueños de casi todo, distintos sectores se adelantaron a brindar su respaldo a la medida impulsada por el gobernador.

Oscar De Isasi, secretario General de ATE y CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires, lanzó sin eufemismos: “Estamos de acuerdo con las reformas tributarias progresivas”

“En primer lugar porque esos impuestos no son trasladables a los consumidores, y porque son impuestos progresivos que tienden a cobrarle más a los que más tienen. También tenemos propuestas para profundizar ese camino y conseguir más recursos de los grupos concentrados y a los grupos privilegiados, para poder distribuir entre los bonaerenses y abordar temas como el hambre, la educación, la salud, los salarios y la producción, como así también medidas que sirvan para alentar a pequeños y medianos productores y comerciante”, dijo el dirigente estatal.

“Este tipo de iniciativas que apuntan a ir en busca de los recursos que están concentrados necesitan de un gran consenso de las organizaciones libres del pueblo. Por eso es muy importante reunirnos con el gobernador de la provincia, no sólo para discutir los temas que le interesan a los trabajadores y trabajadoras, sino también para discutir cómo construimos una fuerza lo suficientemente potente que permita hacer realidad las iniciativas en aras a redistribuir la riqueza en Argentina y en la provincia Buenos Aires”

Por último, De Isasi repudió “la actitud mezquina y vergonzosa de los legisladores de Juntos por el Cambio que fueron cómplices de las decisiones políticas de María Eugenia Vidal que castigaron duramente a las mayorías populares» y que «ahora se ponen del lado de una elite minoritaria y privilegiada”

También Abogados por la Justicia Social –AJUS-, organismo con sede en La Plata, emitió un duro comunicado firmado por su presidente, Emanuel Desojo, que reza:

Los bonaerenses necesitan que sus diputados discutan quién paga más y quién paga menos impuestos. Es una deuda importante de la democracia que los impuestos sean justos y equitativos y los legisladores de Juntos por el Cambio se niegan a que en la provincia de Buenos Aires haya impuestos justos y equitativos. La clara maniobra política y mediática de la oposición obstaculiza las primeras medidas de Gobierno del mandatario provincial Axel Kiciloff al no dar quórum para tratar la Ley Impositiva que permitiría entre otras cosas avanzar en la implementación de la Ley de Emergencia Social y trabajar en poner de pie los sistemas de salud, educación, alimento, vivienda, producción.

Está claro que el cambio de la estructura impositiva que propone la ley impositiva no implica mayor presión tributaria en términos reales, sino que se trata de fórmulas progresivas, ​cuyas tasas de tributación aumentan, por debajo de la inflación y en la medida en que el ingreso es mayor

Los legisladores de Juntos por el Cambio que no dieron quorum a su tratamiento y los medios de comunicación que pretendieron presentarlo como un impuestazo, son cómplices de una maniobra extorsiva que sólo redunda en profundizar la desigualdad, los problemas económicos y sociales de los y las bonaerenses.

Por su parte, el Consejo Nacional de Política Indígena (CNPI), organización que agrupa a más de 67 movimientos y brazo derecho del Frente Nacional de Política Indígena, declaró: “No permitiremos que los terratenientes millonarios que están flojos de papeles en la titularidad de miles de hectáreas en la provincia de Buenos Aires aprieten con maniobras opositoras las soluciones que plantea el gobierno provincial en búsqueda de sanear cuatro años de hambre que dejaron como herencia“.

“Nosotros conocemos la verdad sobre la titularidad de tierras en Buenos Aires y comenzaremos a debatir está situación. La igualdad de contribución debe comenzar por los que más tienen dentro de la claridad de su posesión”, dijo Daniel Segovia, presidente del CNPI.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas