Canal Abierto Radio | La secretaria General del gremio, Sonia Kopprio, cuestionó la negociación salarial que terminó en un aumento por decreto a partir de marzo lejano al esperado: “Un 10% es una burla para cualquier trabajador y no nos alcanza”, afirmó.

El 28 de febrero fue la primera reunión con las autoridades de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares y las mesas de empleadores, que luego de escuchar la demanda pidieron un cuarto intermedio. Volvieron a reunirse el 4 de marzo donde recibieron la propuesta de un 10% de aumento, la cual fue firmada en disconformidad.

“Nosotros pedimos por favor urgente para el 7 de abril la reunión y que convoquen a paritaria porque esta revisación a futuro ni siquiera nos alcanza para comer”

Kopprio explicó que en la actualidad, las empleadas domésticas tienen un básico de 16.500 por ocho horas diarias, muy por debajo de la Canasta Básica. En la región patagónica, como en otras provincias, corresponde el pago de “zona desfavorable” porque el costo de la canasta y el transporte es más alto que en las grandes ciudades del centro del país.

“No nos vamos a hacer responsables de lo que ellos quieren dar, que lo saquen por decreto o resolución y que se hagan cargo ellos. Yo hice 1500 kilómetros para negociar con otros gremios, y venía con una luz de esperanza, pero ya se me apagó”, se quejó la dirigente.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas